Francia se pone a la cabeza de deuda en Europa ¿Volvemos a la antigua Mesopotamia con condonaciones masivas?

Moisés Romero

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 30 ago, 2019 10:17 - Actualizado: 10:13
cb mesopotamia sh12

Hace unos días desayunamos (¿o comimos?) con la noticia de que la deuda pública creció en el primer trimestre del año un 2,7 % hasta los 2,358 billones de euros, lo que supone rozar el 100 % del PIB. Por primera vez, en la era euro el volumen de deuda gala es la más elevada de los países miembros en términos absolutos, superando a Italia. Francia se ha puesto a la cabeza de la deuda en Europa.

Por primera vez, la segunda economía de la zona euro ha superado a Italia que ocupaba este dudoso honor y lo hace por muy poco, apenas por 360 millones de euros. Mala noticia, que enlaza con otra del mismo jaez: la deuda pública acumulada por los países de la zona euro alcanzó al cierre del primer trimestre de 2019 un importe récord de 10,010 billones de euros, cifra que representa un incremento de 149.944 millones respecto a los tres meses anteriores y que eleva el endeudamiento de la región por primera vez en la historia por encima de los 10 billones de euros, según los datos de la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

The Boston Consulting Group, publicaba hace cuatro años un análisis llamado Back To Mesopotamia? que mostraba las reestructuraciones de deuda necesarias en diferentes países, para que alcanzaran un nivel sostenible, que BCG fija en el 180 %. Desde entonces, la deuda sigue creciendo de forma más rápida que la economía y llegará un momento que a los políticos no les quedará otra solución que reconocer que una reestructuración de la deuda es inevitable. Para que la deuda sea sostenible su nivel global (gobierno, empresas y hogares) no debe superar el 180 % del PIB. Esto significaría que en la Euro zona tendría un excedente de deuda o deuda impagable de unos 6,1 billones de euros.

El informe hablaba de quitas, condonaciones y, también, que para rescatar a la banca a nivel Europeo, solo quedaría una solución. Apropiarse de la riqueza de los ciudadanos. La forma más rápida de hacerlo, nos la han marcado a la perfección en el caso de Chipre. Un impuesto confiscatorio sobre los activos financieros de sus ciudadanos.

Obviamente esto a todos nos parece una auténtica barbaridad, pero también debemos ser conscientes de una cosa. Tal como estamos ahora mismo, la realidad es que los depósitos, acciones, bonos que podamos tener no valen lo que realmente creemos que valen o nos dicen que valen y que en el fondo a medio largo plazo, ni los hogares ni las empresas ni los gobiernos tienen capacidad para devolver sus deudas.

Confiscar parte de los activos financieros, sería la forma más rápida que tienen los gobiernos para conseguir fondos para poder reestructurar de forma ordenada y rápida la deuda. A cambio se lograría limpiar de una vez por el sistema financiero y lo más importante reducir la deuda de todos los actores a niveles asumibles que realmente permitan relanzar el crecimiento.

En el estudio se pudo ver la tasa de confiscación de los activos financieros necesaria por país en ese año. En España el 56 %. Los Chipriotas de momento han sido más afortunados solo les han pedido entre un 6% y un 10%.

Obviamente, hay otra forma de hacerlo. En lugar de confiscarte la mitad de tu riqueza de un golpe, se puede ir haciendo progresivamente, sin que te des cuenta. Al igual que cuando se intenta cocinar una rana se va subiendo la temperatura de la olla poco a poco para que se vaya acostumbrando y no salte. El resultado es el mismo, sólo que el proceso es más lento y en nuestro caso más lenta será la salida del túnel. Teniendo en cuenta que el resultado final es inevitable, y que te acabarán confiscando más del 50% de tu riqueza, mejor que lo hagan de una sola vez para que el menos nos podamos cabrear lo suficiente para exigir las medidas para que esto no vuelva a suceder.

En la antigua Mesopotamia lo tenía mucho más claro que nosotros. Para evitar que sus ciudadanos cayeran en la esclavitud de la deuda, las condonaciones generales y masivas de todas las deudas era algo que se solía hacer de forma periódica.

twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero

Moisés Romero

Lacartadelabolsa