La política de tasas negativas de los bancos centrales podrían estar haciendo lo contrario de lo que pretenden

Capital Bolsa

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 29 ago, 2019 17:24 - Actualizado: 09:45
cb tasas negativas sh321

Se suponía que las tasas de interés negativas de los bancos centrales aumentarían el gasto, detendrían la deflación y estimularían la economía. Es posible que hayan hecho exactamente lo contrario.

Según una investigación de la Universidad de Bath, los bancos centrales que cobran a los bancos comerciales por mantener reservas de efectivo en exceso han disminuido los préstamos. Esto se debe a que los costes adicionales reducen los márgenes de ganancia de los bancos, lo que lleva a una caída en el crecimiento de los préstamos.

"Este es un buen ejemplo de consecuencias no deseadas", dijo el Dr. Ru Xie de la Facultad de Administración de la universidad, uno de los autores del estudio. "La política de tasas de interés negativas ha fracasado, particularmente en un entorno donde los bancos ya están luchando con la rentabilidad".

Las tasas de interés negativas fueron implementadas por primera vez por el banco central de Suecia en 2009 como un estímulo monetario para contrarrestar los efectos de la recesión económica. Desde entonces, Japón, Suiza, Dinamarca y el Banco Central Europeo los han introducido para incentivar el gasto y la inversión.

Xie también dijo que las tasas bajo cero parecen haber actuado contra otras formas no convencionales de política del banco central, como la flexibilización cuantitativa, introducida a raíz de la gran recesión.