trader-riendose-parque-wall-street
27.173,96
  • -
  • -

Wall Street ha registrado ligeras pérdidas (Dow Jones: -0,38%; S&P 500: -0,32%; Nasdaq: -0,40%) después de las ganancias superiores al 1% del pasado viernes con motivo del buen dato de empleo en EEUU, correspondiente al mes de noviembre. Los inversores han recogido beneficios, aunque el optimismo sigue mandando en el mercado, ya que los índices neyorquinos se encuentran a un 1% de sus máximos históricos, tras cerrar la semana pasada planos.

Recordamos que la economía estadounidense genero 266.000 nuevos empleos (por encima de los 180.000 anticipados) y el desempleo cayó desde el 3,6% anterior (y esperado) al 3,5% actual, mínimos de 50 años. Además, el índice de confianza del consumidor, elaborado por la Universidad de Michigan, también superó los pronósticos.

El mercado está también muy pendiente de la guerra comercial. Pekín y Washington siguen sin alcanzar un acuerdo de "fase 1" que suponga un avance en las negociaciones. Y en el horizonte está ya el 15 de diciembre, la fecha en la que entrarán en vigor los nuevos aranceles que EEUU quiere imponer a las exportaciones chinas.

Otra noticia destacada sobre este asunto es que el Gobierno chino ha ordenado a todos los organismos públicos que reemplacen su tecnología extranjera, incluido el software y los equipos informáticos, en un plazo de tres años, según ha informado el diario 'Financial Times'.

A nivel macro, este domingo se publicó que las exportaciones chinas de noviembre cayeron un 1,1%, frente a la subida esperada del 1%, mientras las importaciones avanzaron un 0,3%, por encima de la caída prevista del 1,8%. El martes se publicarán los datos de inflación del gigante asiático y el miércoles los de EEUU.

También dentro del ámbito comercial, este fin de semana, el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, se enfrentó al presidente estadounidense, Donald Trump. Aseguró que el país galo está dispuesto a soportar las amenazas del presidente estadounidense sobre la imposición de aranceles a productos franceses para intentar que retiren la conocida como 'tasa Google'.

POLÍTICA MONETARIA

La semana también será muy importante en el ámbito de los bancos centrales, ya que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) publicará su comunicado monetario el próximo miércoles. Además, el jueves será el turno del Banco Central Europeo y su nueva presidenta, Christine Lagarde.

Respecto a la Fed, el consenso anticipa que la entidad presidida por Jerome Powell mantenga los tipos en la actual horquilla del 1,5%/1,75% y reitere su mensaje de que seguirán en ese nivel mientras el crecimiento no se debilite o los precios no se disparen, algo que no se espera al menos en los próximos seis meses.

Este lunes también se ha conocido que Paul A. Volcker, quien ayudó a dar forma a la política económica estadounidense durante más de seis décadas, sobre todo al liderar la Reserva Federal luchando por reducir la inflación a finales de la década de 1970 y principios de la década de 1980, falleció el domingo en Nueva York a los 92 años.

En su último cargo oficial, como presidente de la Junta Asesora de Recuperación Económica del presidente Barack Obama, formada en respuesta a la crisis financiera de 2008, persuadió a los legisladores para que impusieran nuevas restricciones a los grandes bancos, una medida conocida como la 'regla Volcker'.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En el ámbito empresarial, se ha conocido que el laboratorio farmacéutico francés Sanofi ha llegado a un acuerdo con Synthorx para comprar la firma por un total de 2.500 millones de dólares (2.260 millones de euros). Tras esta noticia, las acciones de la compañía se disparan más de un 150%, por encima de los 67 dólares.

Además, Morgan Stanley (-0,4%) tiene previsto recortar su plantilla mundial en un 2%, lo que implicará el despido de unos 1.500 empleados, sobre todo en Nueva York y Londres, según informa Bloomberg.

En el mercado de materias primas, el barril West Texas cae un 0,3%, hasta 59,01 dólares; mientras que en el mercado de divisas, el euro se aprecia un 0,06% y se cambia a 1,1064 dólares. Además, la rentabilidad del bono estadounidense a diez años sube hasta el 1,83%, en tanto que la del bono a dos años avanza al 1,62% y la del bono a tres meses se sitúa en el 1,53%.

Noticias relacionadas

contador