Banca, bolsa alemana y materias primas: tres ideas de 'trading' para apurar 2016

Los expertos adaptan sus planteamientos a las oportunidades que ha generado el triunfo de Donald Trump

  • Aconsejan ponerse largos en bancos o materias primas
  • Apuestan por aprovechar un rally de Navidad que llevará al Dax a niveles de 11.200-11.400
Nieves Amigo
Bolsamania | 24 nov, 2016 07:00 - Actualizado: 08:29
bloomberg, terminal, city, financial, trader, tokyo, trading

El año que está a punto de terminar pasará a la historia como el de los grandes cambios en la realidad política mundial. 2016 ha sido un año complicado en el que se ha producido una 'revolución política' que ha traído consigo nuevos planteamientos económicos. Todo en conjunto ha condicionado, sin ninguna duda, la evolución de los mercados, en los que se mezclan las nuevas plusmarcas de Wall Street con los 'números rojos' que arrastran índices como el Ibex 35. Pero aún hay tiempo para intentar sacar partido a la recta final del ejercicio.

El trading, especialmente el intradiario, es una forma de ganar dinero que habitualmente se mantiene al margen de 'Brexits', 'Frexits' o 'Italexits' para centrarse en la información que dan los números, es decir, en el análisis técnico. Por supuesto, los 'day trader' no obvian todo lo que ocurre a su alrededor, pero suelen estar mucho más interesados en lo que les cuentan las velas de los gráficos que en lo que leen en los periódicos.

Desde Blackbird recomiendan infraponderar las compañías eléctricas y sobreponderar la banca

Este año, sin embargo, tratar de operar sin atender a los acontecimientos ha resultado imposible para todos, y también para los 'traders'. De hecho, se han producido "grandes cambios", explica Gisela Turazzini, co-fundadora y consejera delegada de Blackbird, que han generado "grandes alternativas de beneficios". Por eso su estrategia de 'trading' para ganar dinero de aquí a finales de año se basa en uno de esos cambios estructurales, y que consiste en el cambio de ciclo en los tipos de interés.

Las nuevas políticas de Donald Trump plantean un impulso al crecimiento vía impositiva, con la reducción del impuesto a sociedades, y vía gasto gubernamental, principalmente en el sector de infraestructuras. Estas medidas tienen varias derivadas, entre ellas las presiones inflacionistas, y con ellas las subidas de los tipos de interés, tal como vienen reflejando los bonos soberanos con el incremento de su rentabilidad.

La subida de los tipos afecta claramente a las compañías con alta rentabilidad por dividendo, explica Turazzini, y añade que las revalorizaciones que se han visto en compañías como las eléctricas en el pasado tienen que ver con la bajada de los tipos de interés y el impacto favorable en su elevado endeudamiento. En este sentido, la estrategia de Blackbird para cerrar 2016 pasa por "infraponderar las compañías eléctricas y, por ende, sobreponderar la banca".

El entorno estructural podría comenzar a ser favorable, y "cambiar un problema coyuntural por una ventaja estructural, es una buena oportunidad", explica Turazzini, por lo que plantean una estrategia buscando cortos en el ETF Lyxor Stoxx 600 Utilities y largos en el ETF Lyxor Stoxx 600 Banks. "Esta estrategia busca valor relativo, por lo que invertiremos la misma cantidad en cada uno de los dos ETF (fondos cotizados) para capturar un peor comportamiento relativo de las utilities respecto a la banca, independientemente de la direccionalidad del mercado", explican desde Blackbird.

¿Y SI HAY 'RALLY' DE NAVIDAD?

El 'huracán Trump' no sólo no ha tenido un impacto negativo en los mercados de deuda, sino que, apuntando la llegada de la Gran Rotación, ha venido acompañado de nuevos máximos históricos en Dow Jones, S&P, Nasdaq Composite y Russell. El Dow Jones ha superado los 19.000 puntos por primera vez en la historia y el S&P cotiza en niveles de 2.200 puntos. Ante este escenario, la posibilidad de que los mercados alarguen las ganancias y experimenten este año el consabido rally de Navidad van en aumento.

El 'trader' Borja Muñoz aconseja tomar posiciones alcistas comprando un futuro del mini-dax en base a un objetivo de subida en el Dax hasta 11.200-11.400

En base a esta posibilidad, Borja Muñoz, trader intradía y autor de 'Day trading en una semana' y 'Cambia de vida en 90 días', plantea su estrategia para cerrar el año utilizando futuros y opciones. "Combinar ambos activos nos permite realizar una apuesta sobre el mercado, pero estableciendo unos niveles de riesgo que se adaptarán a nuestra visión", apunta Muñoz. Y añade: "Lo primero sería tomar una posición alcista comprando un futuro del mini-dax y esperar que se confirme nuestra previsión (subida del Dax hasta niveles de 11.200-11.400 puntos). Para protegernos de las caídas, según compramos el futuro del mini-Dax adquirimos una opción put (opción que da derecho a vender un activo) 10.600 para vencimiento 20 de enero de 2017, por la que tenemos que pagar 280 puntos del Dax".

Aclara Muñoz que esta opción put es una opción de venta que, al comprarla, da derecho de vender el mini-Dax a 10.600 puntos y que protege al inversor de caídas hasta cero. Sin embargo, dada la escasa probabilidad de ver al futuro del mini-dax cotizando a cero de aquí al 20 de enero, Borja Muñoz recomienda considerar una caída hasta los 10.200 puntos de aquí a esa fecha y, sobre esa premisa, protegerse, pero "de manera razonable".

"Al tiempo que compramos la opción put 10.600 por la que pagamos 280 puntos vendemos la opción 10.200 por la que recibimos 160 puntos. Por lo tanto, con un coste de 120 puntos del Dax conseguimos cubrirnos 400 puntos de caída, que es la diferencia entre el precio de las opciones 10.600-10.200", explica este trader.

APROVECHAR TAMBIÉN LAS SUBIDAS EN LAS MATERIAS PRIMAS

Las materias primas, junto a la renta variable (especialmente la americana) y el dólar, han sido las grandes beneficiadas con el triunfo de Donald Trump. Ese anunció de inversión pública en infraestructuras ha catapultado a las empresas del sector, algo que en la bolsa española se ha reflejado en el buen comportamiento de valores como ArcelorMittal y Acerinox. Especialmente bien lo ha hecho el cobre, que cotiza a 2,53 dólares por libra y que ha subido, desde los mínimos de octubre hasta los máximos de noviembre, un 30%.

La estrategia de Alberto Chan pasa por posicionarse bajista en índices y alcista en materias primas

El petróleo también ha subido con el triunfo del líder republicano (el barril Brent se ha revalorizado un 7% desde el 9 de noviembre), que ha manifestado su intención de destinar más terrenos y aguas federales a su producción. Sin embargo, Trump parece que mantendrá, de momento, sus planes en torno al crudo dentro de los 'límites' que vaya marcando la OPEP. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reúne la próxima semana y Vladimir Putin ya ha dicho que apoyará el recorte de producción en caso de aprobarse y que congelará la producción de Rusia si fuera necesaria. En este contexto, parece difícil que Trump vaya a aumentar la producción hasta el autoabastecimiento, como prometió en campaña, y también que sus políticas proteccionistas vayan a aplicarse a la libre circulación del crudo.

Para aprovechar este 'dulce momento' de las materias primas, Alberto Chan, trader profesional y autor del libro 'Gane dinero en bolsa', explica que su estrategia para final de año (concretamente para esta semana, la siguiente y las tres primeras de diciembre) pasa por posicionarse bajista en índices y alcista en materias primas.

"Bajista en Dax, Ftse, Cac 40, en Ibex... en índices europeos y americanos y esperando un rebote del oro que puede llegar a la zona de los 1.300 desde los niveles actuales", explica Chan, que desarrolla esta estrategia con opciones vanilla. "Compro opciones put porque, ante las caídas aumenta la volatilidad y eso hace que las primas de las opciones put se encarezcan rápido, lo que da un beneficio extra, y vendo calls. Luego cambiaré el escenario pero, para los próximos 15 ó 20 días, éste es el planteamiento".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión