rome-prolonge-son-soutien-a-alitalia-et-le-delai-pour-la-cession
Avión de Alitalia

El sector de las aerolíneas es sin duda uno de los más afectados por la crisis sanitaria y económica consecuencia del coronavirus. La ausencia de vuelos y de conexiones internacionales, más allá de las puntuales y por motivos excepcionales, ha eliminado gran parte del negocio de los operadores para 2020. Sin embargo, poco a poco comienzan a ver signos de recuperación y vuelven a programar vuelos con la vista puesta a recuperar una parte del negocio en la temporada alta del año, el verano.

  • 4,06€
  • -5,77%

IAG

  • 2,54€
  • -7,30%

Y parte de esa nueva perspectiva se aprecia en bolsa. Por ejemplo, el consorcio IAG recuperó este jueves un 4,15% de su valor en el parqué, a pesar de que la agencia de calificación S&P le recortó en la misma jornada su rating desde BB hasta BBB-, con perspectiva negativa al considerar que las medidas que ha tomado para hacer frente a la crisis aún son insuficientes.

IAG aún no ha desvelado cómo va a ir recuperando los vuelos en el futuro más próximo. Sin embargo, algunos de sus competidores sí van retomando la normalidad. Alitalia va a reanudar sus operaciones desde Madrid y Barcelona a Roma a partir del próximo 2 de junio y AirFrance volverá a unir París con Palma de Mallorca con un vuelo semanal todos los sábados desde el 27 de junio. Compañías que se unen a American Airlines, KLM o Qatar. Esta última, con tres vuelos semanales desde Barajas.

MASCARILLAS, SÍ… ASIENTOS VACÍOS, NO

Las restricciones a los vuelos internacionales van caminando hacia la normalidad, incluido Estados Unidos, a pesar de que la Administración estadounidense actuó de forma severa (y criticada por Bruselas) por interrumpir los vuelos transoceánicos el pasado 12 de marzo. Ahora, en cambio, el Ejecutivo encabezado por Donald Trump es uno de los más activos a instar en la vuelta a la normalidad para reactivar la economía, aunque manteniendo, de momento, las restricciones de movimiento.

En el caso de Europa, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) y el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) han publicado un protocolo de salud en la aviación relacionado con el Covid-19. Ese catálogo de medidas beneficia a las aerolíneas porque no van a ver reducida la capacidad de sus vuelos. No tienen obligación de dejar asientos libres si la ocupación del vuelo no lo permite. En cambio, los pasajeros deben llevar mascarillas, todas las que necesiten para sus viajes, por ejemplo, cambiarla cada cuatro horas si se ha humedecido.

Son pequeños pasos, porque aún se está muy lejos de la normalidad. Como indica S&P en el informe sobre IAG el “coronavirus puede dar como resultado un desplome del tráfico aéreo de pasajeros de hasta el 50% en 2020 y la recuperación se prolongará hasta el año 2023”. Quedan muchos meses para retomar la actividad en la anhelada nueva normalidad.

Noticias relacionadas

contador