Wall Street cierra con fuertes pérdidas tras invertirse la curva de tipos en EEUU

El diferencial entre los bonos a 3 meses y a 10 años no era negativo desde 2007

César Vidal
Bolsamania | 22 mar, 2019 13:13 - Actualizado: 21:07
wall-street-termine-en-forte-baisse

DOW JONES

25.628,900

23:10 23/08/19
-2,37%
-623,34

Wall Street ha registrado fuertes ventas (Dow Jones: 1,77%; Nasdaq: -2,50%; S&P 500: -1,90%), después de que se haya producido la inversión de la curva de tipos en Estados Unidos por primera vez desde 2007, antes de la Gran Recesión. Este jueves, el S&P 500 y el Nasdaq marcaron nuevos máximos anuales, pero el pesimismo se ha adueñado del mercado en esta última jornada de la semana, después de las medidas ultra acomodaticias anunciadas el miércoles por la Fed y la debilidad de los datos económicos publicados este viernes.

El rendimiento del bono americano a 3 meses repunta hasta el 2,45%, mientras la rentabilidad del bono a 10 años cae con fuerza hasta el 2,43%, un hecho que no sucedía desde hace doce años.

Las últimas recesiones en EEUU han estado precedidas de una inversión de la curva de tipos, aunque las referencias más utilizadas son los bonos a 10 y 2 años, cuya curva todavía no se ha invertido. En cualquier caso, la preocupación es palpable en el mercado.

"Una curva de rendimiento más plana es la 'nueva normalidad' en un entorno de baja inflación, bajo crecimiento y bajos ttipos de interés", reconocen desde Oxford Economics.

"Sin embargo, las inversiones de curva siguen siendo una señal de desaceleración relevante", añaden, al mismo tiempo que recuerdan que la inversión de la curva anticipa recesiones, pero con un horizonte temporal muy amplio de 12 a 24 meses.

"Actualmente", concluye Oxford Economics, "no prevemos una recesión estadounidense en el horizonte, pero observamos el aumento del riesgo de que la política acomodaticia de la Fed y el sesgo de recesión en el mercado puedan llevar a una profecía de autocumplimiento".

DEBILIDAD ECONÓMICA EN EEUU

En este sentido, el PMI manufacturero de marzo ha marcado mínimos de 21 meses y ha vuelto a despertar la preocupación por la desaceleración económica. Por su parte, el PMI servicios del mismo mes, más importante porque este sector supone dos tercios de la economía estadounidense, ha bajado hasta 54,8 desde 56,0 y también se ha situado por debajo del pronóstico de 56,0.

Además, la nueva contratación aumentó al ritmo más débil en dos años, debido a la cautela en los patrones de gasto entre los encuestados y a un descenso de la confianza empresarial. Esa debilidad de la nueva contratación anticipa la subida más débil en la creación de empleo desde junio de 2017. En este sentido, las bolsas europeas también han cerrado con fuertes pérdidas tras los malos datos de PMI registrados en Alemania y Francia.

EMPRESAS, GUERRA COMERCIAL Y OTROS MERCADOS

Dentro del frente empresarial, ha destacado la fuerte caída de Nike (-6,61%), que ha sido el peor valor del Dow Jones, tras publicar un flojo crecimiento de ventas en territorio norteamericano. También ha destacado Tiffany's (+3,17%), que ha ganado un 58% más tras lograr unas ventas récord en su último ejercicio.

Respecto a la guerra comercial entre EEUU y China, está previsto que Robert Lighthizer y Steven Mnuchin visiten China para una reunión de dos días a finales de la semana que viene. Por su parte, se espera que el viceprimer ministro chino Liu He viaje a Washington a principios de abril.

Ambas partes están cada vez más presionadas por alcanzar un acuerdo, debido a que los datos económicos muestran que la guerra comercial entre las dos mayores potencias del planeta está afectando muy negativamente al comercio global. Cualquier noticia positiva o negativa sobre este asunto moverá el mercado de manera destacada en las próximas semanas.

En otros mercados, el petróleo West Texas ha caído un 1,77% al cierre del mercado estadounidense, hasta 58,92 dólares. Por su parte, el euro se ha depreciado. hasta 1,1299 dólares. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años ha caído con fuerza hasta el 2,43%, mientras el rendimiento del bono a 2 años ha bajado hasta el 2,31% y el del bono a tres meses repunta hasta el 2,45%.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión