Alarma en EEUU: la curva de tipos se invierte por primera vez desde 2007

El rendimiento del bono a 3 meses supera a la rentabilidad del bono a 10 años

César Vidal
Bolsamania | 22 mar, 2019 18:04 - Actualizado: 22:13
wall-street-finit-en-baisse 20181120230033

Saltan las alarmas en Estados Unidos, después de que se haya producido la primera inversión de la curva de tipos entre los rendimientos de los bonos a tres meses y diez años por primera vez desde 2007, antes de la Gran Recesión. Buena prueba del temor de los inversores es que Wall Street registra fuertes pérdidas del 2%.

El rendimiento del bono americano a 3 meses repunta hasta el 2,455%, mientras la rentabilidad del bono a 10 años cae con fuerza hasta el 2,45%, un hecho que no sucedía desde hace doce años. Las últimas recesiones en EEUU han estado precedidas de una inversión de la curva de tipos, aunque las referencias más utilizadas son los bonos a 10 y 2 años, cuya curva todavía no se ha invertido. En cualquier caso, la preocupación es palpable en el mercado.

"Los anuncios ultra acomodaticios de la Fed, la debilidad de los datos del PMI manufacturero de marzo y las incertidumbres geopolíticas y comerciales han provocado la primera inversión de la curva de tipos desde la Gran Recesión, ya que el diferencial entre los bonos a 3 meses y 10 años se ha vuelto negativo", destacan los expertos de Oxford Economics.

"Una curva de rendimiento más plana es la 'nueva normalidad' en un entorno de baja inflación, bajo crecimiento y bajos ttipos de interés", reconocen estos expertos. "Sin embargo, las inversiones de curva siguen siendo una señal de desaceleración relevante", añaden, al mismo tiempo que recuerdan que la inversión de la curva anticipa recesiones, pero con un horizonte temporal muy amplio de 12 a 24 meses.

"Actualmente", concluye Oxford Economics, "no prevemos una recesión estadounidense en el horizonte, pero observamos el aumento del riesgo de que la política acomodaticia de la Fed y el sesgo de recesión puedan llevar a una profecía de autocumplimiento".

En su opinión, el cambio de enfoque del banco central puede hacer pensar al mercado que existe un riesgo de recesión, pese a que los fundamentales de EEUU son sólidos. Sin embargo, puede producirse "un retroceso del sector privado por la incertidumbre política y la acomodación de los bancos centrales", un riesgo importante que monitorizarán en los próximos meses.

Por su parte, desde TD Securities comentan que la recesión de 2007 a 2009 ocurrió casi un año y medio después de la inversión de la curva entre los bonos de 3 meses y 10 años. Además, añaden que "ocasionalmente ocurren falsos positivos y la primera inversión no siempre es la que últimamente señala la recesión".

TD Securities también comenta que los bancos centrales globales mantienen unos balances mucho mayores en relación a su media histórica, por lo que los rendimientos de los bonos tienden a ser menores y las curvas de rentabilidad se aplanan. Así, su comportamiento actual todavía puede anticipar expansión económica a nivel global. En cualquier caso, las alarmas han saltado en Wall Street y entre los inversores a nivel global.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión