trader-a-la-bourse-de-new-york-new-york-stock-exchange-wall-street 20200309094921
26.085,80
  • 10,50
  • 0,04%

Wall Street ha registrado un violento rebote (Dow Jones: +11,37%; S&P 500: +9,38%; Nasdaq: +8,12%) tras desplomarse más del 30% desde máximos. El Dow Jones ha bajado un 37% desde su último récord, pero este martes ha repuntado un 11%, en su mejor sesión desde 1933, en tiempos de la Gran Depresión; y el S&P 500 ha avanzado un 9% tras hundirse un 34% en apenas un mes; mientras el Nasdaq ha subido un 8% tras caer un 30% desde máximos.

Se trata del mercado bajista más rápido y vertical de la historia, en respuesta a una de las mayores crisis sanitarias que se recuerdan en los países desarrollados. La pandemia del Covid-19 ha paralizado la economía global y ha provocado un crash en las bolsas mundiales en apenas un mes y también fortísimos rebotes como el actual, en otra sesión que pasará a la historia. Valores como Chevron, American Express y Boeing se han disparado más del 20%, en una jornada de ganancias generalizadas.

El rebote de este martes ha venido dirigido por la esperanza de que el Congreso americano apruebe finalmente un plan de estímulo económico valorado en 2 billones de dólares (el 10% del PIB), que incluye el pago directo a cada americano de cheques de 1.000 dólares, lo que supondrá un desembolso de unos 500.000 millones.

Los senadores están negociando los últimos puntos conflictivos en un proyecto de ley que los analistas consideran fundamental para contrarrestar el enorme impacto del Covid-19 sobre la economía americana y que defiende la Administración Trump, que por otra parte está siendo muy criticada por la gestión realizada en esta crisis. El presidente ha vuelto a repetir que es peor mantener paralizado el país y espera levantar las restricciones a la movilidad a mediados de abril.

A nivel económico, el PMI servicios preliminar de marzon en EEUU se ha desplomado hasta 39,1 desde 49,4, por debajo de la previsión del consenso de 42,0. El mercado ya descuenta una recesión, aunque la gran pregunta es de qué calibre será (el FMI anticipó ayer que "tan mala o peor" que la provocado por la crisis financiera de 2008, cuando el S&P 500 se desplomó un 56%).

En este sentido, los casos de coronavirus confirmados en EEUU superan ya los 46.000, con 593 fallecidos, lo que sitúa al país como el tercero más afectado en número de casos, tan sólo por detrás de China e Italia y por delante de España. El estado más golpeado por la pandemia sigue siendo Nueva York, con 20.875 positivos, de los cuales 13.119 pertenecen a la ciudad de Nueva York.

A nivel monetario, el mercado sigue asimilando la masiva oleada de estímulos lanzada por la Fed para evitar que la crisis sanitaria y económica se convierta en una crisis financiera. Se trata de la mayor inyección monetaria de la historia, que sin embargo no ha conseguido detener el desplome de las bolsas, porque los inversores todavía no alcanzar a valorar cuál puede ser el impacto final de la pandemia, sobre todo cuándo podrá ser contenida. La Fed comprará activos sin límite durante tanto tiempo como sea necesario.

"Ha quedado claro que nuestra economía se enfrentará a graves trastornos", por lo que "se deben realizar esfuerzos agresivos en los sectores público y privado para limitar las pérdidas de empleos e ingresos y promover una rápida recuperación una vez que las perturbaciones disminuyan", afirmó la entidad este lunes.

En otros mercados, el petróleo West Texas sube un 2%, hasta 23,88 dólares, el euro se aprecia un 0,4% y se cambia a 1,0748 dólares y la rentabilidad del bono americano a 10 años repunta 7 puntos básicos, hasta el 0,84%.

EL-ERIAN VE "FOCOS DE VALOR"

Mohamed El-Erian, asesor económico principal de Allianz, considera que el desplome de las bolsas mundiales supone una "oportunidad" de inversión, pero solo para los inversores con alta tolerancia al riesgo. El-Erian, que anticipó de forma correcta la caída del mercado a principios de marzo, es un reconocido experto en Estados Unidos.

"Para aquellas personas que han permanecido a la defensiva y tienen un gran apetito por la volatilidad, están comenzando a aparecer verdaderos focos de valor, y deberían estar analizándolos. Hay áreas de valor a largo plazo, incluso ahora, antes de darnos la vuelta. Pero hay que tener una capacidad tremenda para soportar la volatilidad", ha comentado.

Por análisis técnico, el Dow Jones ha protagonizado "una corrección del 50% de toda la subida del índice desde los mínimos de la última gran crisis, los mínimos de 2009. De manera que esta crisis se acaba de llevar por delante la mitad de las ganancias del índice de los últimos once años", afirma José María Rodríguez.

"Vamos a ver si la zona de los 18.000 puntos consigue poner freno a las caídas porque de lo contrario el siguiente soporte se correspondería con el ajuste/retroceso del 61,8%: la zona de los 15.000-15.300 puntos", afirma este experto. El selectivo ha cerrado en 20.700 puntos tras rebotar 2.112 puntos en una sola jornada.

Noticias relacionadas

contador