• ¿Están solucionados los problemas de capital?
  • ¿El banco se dedicará ahora a realizar adquisiciones?
  • Algunos expertos se preguntan por la estrategia de la entidad
Santander_Bolsa

Tras el anuncio de la ampliación de capital de Santander, los analistas se muestran divididos en sus opiniones sobre la entidad de Ana Patricia Botín.

  • 2,87€
  • 1,22%
Hay algo raro en Santander

“Hay algo raro en Banco Santander,” comenta Alastair McCaig, analista de mercados de IG. Este experto se pregunta por qué la entidad aumenta capital en 7.500 millones de euros con la emisión de nuevos títulos, cuando el banco planeaba el año pasado pagar 2.000 millones a los mismos accionistas a través de dividendos.

Lea también: Banco Santander se desploma tras el anuncio de ampliación de capital

Resuelve de golpe la falta de capital

Deutsche Bank, por su parte, califica la ampliación como positiva. “Creemos que las acciones del equipo directivo resuelven de golpe la falta de capital en vez de esperar la emisión de dividendos scrip (en acciones) durante los próximos dos años”, han indicado en un informe sobre el banco cántabro.

Asimismo, estos expertos añaden que el nuevo equipo de dirección “parece ir de frente a los principales temas negativos que han señalado los inversores institucionales y analistas, sobre todo su ratio de capital Core Tier 1 (CET1) del 8,7%, en comparación con la media de sus homólogos europeos del 11% y, también, su política de dividendos scrip cuya aceptación del 85% ha resultado en un aumento en el número de acciones cada trimestre”.

Aumenta las opciones de M&A en un momento interesante

Además, Deutsche señala que el incremento de capital aumenta las opciones de Santander para realizar fusiones y adquisiciones (M&A) “en un momento muy interesante para la banca europea (...y) tras haber perdido un gran número de compras baratas en España en los últimos años, por no hablar de los negocios que se ha visto obligado a vender en vez de mantener”.

Quedan por delante grandes preocupaciones

No obstante, los analistas de Berenberg han comentado que, a pesar del buen intento del equipo directivo de “romper con el pasado”, consideran que “quedan grandes preocupaciones”. Estos expertos explican que “el capital sigue siendo inadecuado” porque el CET1 se mantendrá por debajo del nivel de sus homólogos. Calculan la necesidad en 5.000 millones de euros adicionales o unos 0,35 euros por acción en términos pro forma.

Además, estos analistas se preguntan si la decisión no ha servido para más que aumentar las cuestiones sobre la estrategia: “Dadas las nuevas aspiraciones al crecimiento, ¿sigue Santander comprometido a recortar sus costes? ¿El crecimiento será orgánico o inorgánico (después de que Botín indicase que el banco) no tiene planes para realizar adquisiciones 'a corto o medio plazo' y, sin embargo, la consejera delegada admitió más tarde que examinaba la compra de Novo Banco? ¿El tamaño y la estructura de Santander son capaces de encajar en un mundo 'pos-demasiado-grande para quebrar' hecho de regulaciones que requieren una capacidad de absorción total de pérdidas? Etc.”

Lee además:

¿Hasta dónde llegarán las acciones de Santander?

El Ibex cae un 2,5%, mientras Wall Street digiere un Infome de Empleo mejor de lo esperado

contador