• La entidad cantábra ha llegado a caer un 11,4%
  • La vuelta del dividendo en efectivo esconde una reducción del 66%
  • Los expertos no descartan un rebote a corto plazo pero advierte que el desplome podría continuar
santander632

Banco Santander ha vuelto a cotizar este viernes con una caída del 10% tras el anuncio del jueves de una ampliación de capital.

  • 2,90€
  • -0,65%

MOVIMIENTOS EN EL PRECIO DE SUS ACCIONES

Cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió la cotización de Santander en bolsa ayer jueves, las acciones de la entidad subían un 3,33%. Posterioramente, la entidad pilotada por Ana Patricia Botín anunció una ampliación de capital de 7.500 millones de euros, equivalente al 9,9% del capital del banco. En concreto, vendió aproximadamente 1.200 millones de acciones a un precio de 6,18 euros por título.

Santander ha llegado a caer hoy un 11,4% para marcar mínimos en los 6,0760 euros. Los títulos luchan por recuperar el precio de la emisión de los nuevos títulos, los 6,18 euros.

Podríamos ver una caída adicional hasta los 5,50 euros

En cualquier caso, César Nuez, analista técnico de Trader Watch, advierte que hay una posibilidad de una continuación de las pérdidas en las acciones de la entidad. Aunque este experto no descarta un rebote a corto plazo desde los niveles actuales, afirma que “debemos tener muy presente que sus perspectivas técnicas se han complicado de manera muy importante y que lo más normal es que acabemos viendo una vuelta al nivel de los 5,50 euros”.

Lea también: El análisis técnico completo de Nuez con los niveles a vigilar en los precios de Santander

NUEVA POLÍTICA DE DIVIDENDO

Además, el banco comunicó que pretende modificar su política de dividendo, para volver a pagar tres en efectivo y un sólo script dividend (pago en acciones). De esta manera, los pagos serán de 5 céntimos cada uno, por un total de 0,20 euros. Esta cifra supone un descenso del 66% frente al anterior ejercicio, cuando pagó 0,60 euros.

ESTIMACIÓN DE BENEFICIOS EN 2014

Santander cerró el ejercicio 2014 con un beneficio neto atribuido de 5.800 millones de euros según ha dado a conocer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Un incremento ligeramente superior al 30% respecto al año 2013. Son datos que provienen de estimaciones, por lo tanto, no están auditados, aclara la entidad.

La entidad estima que los ingresos aumentaron un 6% respecto al ejercicio pasado, principalmente impulsado por el margen de intereses que creció un 8% y las comisiones, que avanzan un 6%.

Lee además:

El Ibex35 pierde los 10.000 arrastrado por el retorno del Santander

La nueva estrategia de Ana Botín para el Banco Santander

Santander entra de lleno en la guerra de las hipotecas y reduce de nuevo el diferencial

contador