ep presidenteacs florentino perez ante la ultima juntaaccionistas 20190729175403
El presidente de ACS, Florentino Pérez, ante la última junta de accionistas.ACS - Archivo

ACS

22,800€
  • -0,330€
  • -1,43%

"Tenemos un acuerdo", declaraba el presidente de EEUU, Joe Biden, como aquel que anuncia la elección de un nuevo papa. Lo cierto es que sacar adelante proyecto de ley bipartidista ha costado más que un parto y, de hecho, su presupuesto se ha visto reducido a la mitad de lo previsto, hasta los 1,2 billones de dólares. Ahora, es el turno de las empresas, y estas son las cotizadas españolas, desde ACS a Gestamp, que están mejor posicionadas para capitalizar este plan de infraestructuras.

La constructora presidida por Florentino Pérez se ha desmarcado mejor que nadie en los últimos años para posicionarse en Norteamérica, región en la que viene de facturar 17.300 millones de euros solo en 2020, más de la mitad de sus ingresos totales.

ACS le debe además un 44% de su cartera actual, de más de 70.000 millones a esta región. "La región de Norteamérica se mantiene estable gracias a la resiliencia de los mercados de EEUU y Canadá", reconocía la propia compañía en sus últimos resultados trimestrales. Razón no le falta, y es que se ha adjudicado proyectos por 4.000 millones en EEUU y en un año tan 'parado' para el sector como 2020.

Ojo también con Ferrovial. La también constructora y cotizada de nuestro Ibex obtiene casi un 25% de sus ingresos de EEUU y, a través de su filial estadounidense, Cintra, monitorizan de cerca varios proyectos. Además, también está presente en la región a través de Webber, otra filial de los de Rafael del Pino.

Gestamp es otra de las españolas más invertidas en EEUU. La compañía tiene plantas en cinco Estados del país, y ya tiene planeado abrir una sexta. En recientes declaraciones al diario Cinco Días, desde la empresa reconocían estar siguiendo "muy de cerca" el plan Biden con vistas a participar en el.

EEUU es también el primer mercado de OHL, que le debe 1.189 millones de euros (un 42% del total) de sus ingresos facturados en 2020, de los cuales solo una pequeña parte procedieron de proyectos canadienses. Ese año, la cartera de la compañía en el país alcanzó los 1.851 millones, un 37,3% del total.

Iberdrola es, junto a Acciona, una de las españolas que prevé beneficiarse de las ambiciones 'verdes' de Biden. A la cotizada del Ibex tampoco le irá mal en Europa según Bank of America, que la ve especialmente bien posicionada para sacar tajada del coche eléctrico, tendencia que tiene en 2021 un punto de inflexión.

IMPACTO, PERO NO MUCHO

Las cotizadas estadounidenses de los sectores 'agraciados', como Caterpillar, no han tardado en celebrar con subidas este plan de infraestructuras. Sin embargo, la opinión generalizada de los expertos es que no tendrá un impacto tan significativo como el que se podía esperar.

Es el caso de Josh Duitz, gestor del Aberdeen Standard Global Infrastructure Income Fund, que prevé una aceleración de tendencias que ya estaban teniendo lugar sin necesidad del plan Biden, como el 5G y la energía limpia. En este sentido, los expertos de Julius Baer también esperan un impacto económico "mucho más limitado", aunque reiteran su visión constructiva del sector "ya que las oportunidades de inversión siguen siendo amplias".

Noticias relacionadas

contador