libra 630 inglaterra uk pound

La libra sigue cotizando este martes cerca de los máximos alcanzados el lunes en los 1,30 dólares, pero se mantiene apuntalada por cierto optimismo de que Boris Johnson consiga que el Parlamento acabe apoyado la ley del retirada del Brexit a tiempo para el 31 de octubre. El Gobierno aún confía en ver aprobada la legislación esta semana y los cortos siguen replegándose en la moneda británica.

De hecho, las posiciones bajistas netas han caído por quinta semana consecutiva, según datos de la Commodity Futures Trading Commission-CFTC, y los expertos de City ven potencial de subidas hasta los 1,32 - 1,34 dólares "si la legislación del Brexit pasa por el Parlamento esta semana". "Sin embargo, no tiene mucho más recorrido alcista si el proyecto de ley no obtiene el apoyo del Parlamento esta semana", puntualizan.

El rechazo de este lunes del 'speaker' del Parlamento británico, John Bercow, a volver a votar este lunes el nuevo acuerdo sobre el Brexit obliga al Gobierno a tomar la vía larga y tratar de aprobar toda la legislación. El objetivo es que se vote la aprobación de la iniciativa el próximo jueves y para ello podrían forzar tres maratonianas sesiones el martes, el miércoles y el jueves que podrían extenderse hasta la medianoche, una programación que la Cámara de los Comunes podría negarse a aceptar, según ha explicado la jefa de la delegación parlamentaria de la BBC, Laura Kuenssberg. La propuesta de orden del día será votada este mismo martes.

El incierto panorama hace prever a los analistas de City que la moneda ceda hasta los 1,25 - 1,26 dólares si el Parlamento no respalda el texto y el proceso sigue hasta enero. En este escenario ven casi segura una convocatoria electoral que lastrará la moneda.

En cuanto al euro, la moneda común se negoció con la libra y el dólar en respuesta tanto a la evolución del Brexit como a la creciente sensación de optimismo en torno a un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. El euro se ha recuperado, inequívocamente, de sus mínimos de principios de octubre y no está lejos de la mitad de su rango de tres años frente al dólar. "Los índices PMI siguen siendo el dato más importante de la zona euro y es muy posible que el optimismo del Brexit traiga una sorpresa positiva en este aspecto", indican los expertos de Ebury. "Esperamos pocas noticias sobre la última reunión de Draghi como presidente del Banco Central Europeo (BCE) esta semana, antes de que éste pase el testigo a Christine Lagarde", comentan.

En cuanto a la debilidad del dólar continúa "siendo provocada por una combinación de optimismo de los inversores y la búsqueda de riesgo en todo el mundo", agregan estos expertos. La semana pasada, las débiles cifras de ventas minoristas también contribuyeron a la tendencia bajista del dólar. Una serie de datos de segundo nivel también fueron débiles. "No hay muchos datos críticos esta semana, por lo que esperamos que el dólar continúe guiándose por noticias en otros lugares, particularmente, en Europa y por el Brexit", redondean.

Noticias relacionadas