wall-street-cloture-en-baisse
Wall Street.
26.501,60
  • -
  • -

Wall Street (Dow Jones +0,13%; S&P 500 +0,53%; Nasdaq +1,42%) ha cerrado en verde mientras sigue esperando que el Congreso apruebe un nuevo plan de estímulos. Las principales bolsas estadounidenses apuestan las dudas cuando vienen de cerrar un tercer trimestre muy alcista, aunque eclipsado, en parte, por un septiembre bajista, debido a la corrección de las tecnológicas.

El saldo de septiembre fue claramente negativo (Dow Jones: -2,3%; S&P 500: -3,9%; Nasdaq: -5,2%), pero el tercer trimestre finalizó claramente alcista (Dow Jones: +7,6%; S&P 500: +8,5%; Nasdaq: +11%).

Así, la atención del inversor vuelve a estar en ese paquete de estímulos que parece estar más cerca que nunca. Aunque los republicanos se niegan a rascarse el bolsillo y ofrecen a los demócratas regar la economía con 1,5 billones de dólares.

Esta cifra es inferior a los más de 2 billones de dólares que vienen buscando los demócratas durante semanas. El jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, afirmó ante la prensa que todo lo que se aproxime a esos números "supone un verdadero problema".

La reunión que están manteniendo este jueves Nancy Pelosi y Steven Mnuchin no ha llegado todavía a un punto en común. La conversación ha acercado posturas sobre la cifra pero se mantiene alejada en lo que respecta a las áreas clave, según ha explicado el portavoz de Pelosi, Drew Hammill

En el frente macro, este jueves se han conocido las peticiones semanales de desempleo en EEUU, que han sido ligeramente mejores de lo esperado, al bajar hasta 837.000 desde 873.000, y frente a las 850.000 pronosticadas.

También se han publicado los datos de ingresos y gastos correspondientes al mes de agosto. Los gastos de los consumidores aumentaron un moderado 1%, pero los gastos reales un modesto 0,7%. Según explican los expertos de Oxford Economics, al final del verano la actividad del gasto de los consumidores sigue estando un 4% por debajo de su nivel pre Covid-19, por lo que "a menos que se recupere el crecimiento del empleo o se amplíe la ayuda fiscal adicional, el gasto de los consumidores corre el riesgo de ralentizarse drásticamente durante la segunda fase de la recuperación".

Por otro lado, el PMI manufacturero de septiembre se ha situado en 53,2, con lo que ha marcado su mejor dato desde enero de 2019. Según ha confirmado la consultora Markit, el crecimiento de la producción en las fábricas se ha acelerado a su máximo de diez meses apoyándose en una expansión más rápida de la producción y en un sólido aumento de los nuevos pedidos. Como resultado, las empresas han seguido ampliando sus plantillas, de forma que la contratación ha aumentado. No obstante, las expectativas se han moderado en el noveno mes del año, debido a la mayor incertidumbre por el coronavirus y por las próximas elecciones presidenciales.

Para sorpresa de los inversores el índice ISM ha caído al 55,4 desde el 56. "El índice fue empujado a la baja por una fuerte caída en los pedidos" explican los expertos.

En materia empresarial, Moderna es noticia tras reconocer que su vacuna no llegará, al menos, hasta la primavera de 2021. Pese a que son fechas que manejaban ya algunos expertos, no deja de ser un mazazo para los más optimistas, que esperaban su distribución antes de las elecciones de EEUU.

Y también destaca Pepsico, que ha presentado resultados correspondientes al tercer trimestre de su año fiscal. El gigante de alimentos y bebidas ha logrado un beneficio por acción de 1,66 dólares, mientras que las ganancias netas han ascendido a 2.290 millones. Por su parte, los ingresos del periodo se han situado en los 18.090 millones de dólares, lo que supone un incremento del 5,3%. La compañía gastó 147 millones este trimestre en costes asociados a la pandemia de coronavirus, partida en la que se enmarca la compra de equipo de protección personal.

Al otro lado del Atlántico, el Ibex pierde fuelle y se muestra incapaz de reconquistar los 6.800 puntos. Finalmente, en Asia las bolsas han cerrado con signo mixto después de que las bolsas niponas tuvieran que cerrar forzosamente por problemas técnicos.

En otros mercados, el petróleo West Texas cae un 1,7% y pierde los 50 dólares, mientras el euro se aprecia un 0,37% y se cambia a 1,1761 dólares. Además, la rentabilidad del bono americano a 10 años sube hasta el 0,71%.

Noticias relacionadas

contador