trader-a-la-bourse-de-new-york-new-york-stock-exchange-wall-street 20200309094921
25.383,11
  • -17,53
  • -0,07%

Wall Street ha bajado de media un 1,5% (Dow Jones: -1,69%; S&P 500: -1,51%; Nasdaq: -1,53%) tras los datos de paro en EEUU. El desempleo en el país ha subido hasta el 4,4% en marzo (máximos de 2017) desde el 3,5% en febrero, seis décimas más de lo esperado. Hay que recordar que la tasa de paro se encontraba hasta el mes pasado en mínimos de los últimos 50 años.

La economía americana ha destruido un total de 701.000 empleos en el tercer mes del año, muy por encima de la estimación del consenso, que anticipaba la destrucción de 100.000 empleos.

El parón económico provocado por el Covid-19 ha provocado una súbita recesión, tanto en EEUU como a nivel mundial, cuya magnitud dependerá de la evolución de la pandemia.

Por el momento, se han contabilizado 266.000 casos en territorio estadounidense y 6.451 fallecidos , según datos de la Universidad Johns Hopkins; y el país va camino de ser el más afectado del mundo.

GRAN SHOK ECONÓMICO

James McCann, economista de Aberdeen Standard Investments, afirma que "estos datos son sólo una muestra de todo lo que está por llegar. Las cifras sólo cubren el comienzo del período de confinamiento, por lo que sabemos que hay muchas más personas desempleadas de las que se pueden ver en estas cifras".

"Esperemos que estos datos estimulen al Congreso en la elaboración del próximo paquete de estímulos fiscales", añade este experto. "La pérdida de empleos a esta escala es casi como abrir una enorme trampilla bajo la economía. Nadie sabe cómo de profundo es el agujero, pero no hay duda de que estos números apuntan a un shock económico como nunca antes hemos visto", añade.

Además, el ISM servicios de marzo ha bajado hasta 52,5 desde 57,3, pero se ha situado por encima de la caída esperada hasta 44. No obstante, los expertos de Pantheon Macroeconomics afirman que "el dato de abril será mucho peor y que el sector servicios no hará suelo hasta mayo o junio".

Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha empeorado sus pronósticos con respecto a la economía mundial, al considerar que ya está en una recesión "mucho peor" que la de 2008, según ha indicado este jueves la directora gerente de la institución, Kristalina Georgieva, en una rueda de prensa conjunta por vía telemática con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dentro del frente empresarial, Tesla ha subido un 5,6% tras cerrar el mejor primer trimestre de toda su historia en cuanto a ventas se refiere.

OTROS MERCADOS Y ANÁLISIS DEL S&P 500

En el mercado de materias primas, el petróleo ha seguido siendo el gran protagonista tras cerrar el jueves la sesión más alcista de su historia (en el caso del West Texas, que subió un 24%), tras anticipar Donald Trump un gran recorte de producción por parte de la OPEP y Rusia. Este viernes, el West Texas ha avanzado un 13%, hasta 28,68 dólares, ante la esperanza de que ese recorte sea concretado en los próximos días, y ha cerrado la semana más alcista de su historia.

Por su parte, el euro se deprecia un 0,4% y se cambia a 1,0810 dólares y la rentabilidad del bono americano a 10 años cae hasta el 0,60%. Por su parte, el índice VIX de volatilidad cae un 7%, hasta 47 puntos, tras marcar hace pocas sesiones un nuevo máximo histórico en 85,47 puntos.

Y por análisis técnico, el S&P 500 perdió a mediados de marzo la media móvil simple semanal de 200 sesiones y posteriormente ha rebotado hasta ese nivel. "Tenemos al principal índice del mundo en niveles potenciales de resistencia: los 2.645-2.650 puntos", explica José María Rodríguez, analista de Bolsamanía.

"El peligro del momento actual es que el rebote forme parte de lo que es un 'pull back' a la nueva zona de resistencia (antes soporte) para desde ahí coger carrerilla de nuevo a la baja con un primer objetivo de caída en los mínimos anuales (2.191); y mucho cuidado con perforarlos porque entonces asistiríamos a un nuevo latigazo bajista", añade este experto. El índice ha cerrado en 2.488 puntos.

Noticias relacionadas

contador