El Gobierno aprueba rescatar seis empresas por 721 millones, pero deja fuera a Abengoa

Se trata de Celsa, Imasa, Isastur, Vivanta, Blue Sea y Meeting Point

ep archivo   proyecto solar de abengoa en dubai
Archivo - Proyecto solar de Abengoa en DubáiABENGOA - Archivo

El Gobierno ha aprobado finalmente ayudas a Celsa, Imasa, Isastur, Vivanta, Blue Sea y Meeting Point, dejando fuera a Abengoa. El Consejo de Ministros de este lunes supone la última oportunidad para las empresas que están pendientes de las ayudas del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (FASEE), puesto que la reunión, que se ha adelantado un día por la cumbre de la OTAN, es la última antes de que expire la vigencia de este fondo.

En concreto, las ayudas del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (FASEE), gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), expiran el próximo 30 de junio.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha detallado que estos seis rescates suponen un importe total de 721 millones de euros. "El expediente de Abengoa está pendiente de resolución", ha explicado.

Después de haber sido denegada por no cumplir todos los requisitos necesarios para poder recibirla, Abenewco 1, filial de Abengoa, esperaba de la decisión final de la SEPI sobre su solicitud de ayuda por de 249 millones de euros, una cifra necesaria para que se active el resto del plan de reestructuración de la compañía.

Por otro lado, otra de las empresas que también estaba pendiente del Consejo de Ministros de esta semana es Celsa, cuya ayuda está a la espera de ser autorizada tras obtener ya el visto bueno del consejo gestor del fondo. De hecho, la SEPI ya aprobó la ayuda solicitada por Celsa, cuya cuantía asciende a 550 millones de euros, canalizados a través de la concesión de un préstamo participativo por importe de 280,5 millones y otro ordinario de 269,5 millones con cargo al FASEE.

Dado que el importe del préstamo participativo es superior a 250 millones de euros, es necesaria la autorización por parte de la Comisión Europea antes de su elevación al Consejo de Ministros.

Noticias Relacionadas
contador