ep pablo isla presidente de inditex
Pablo Isla, presidente de InditexEUROPA PRESS - Archivo

Inditex descarta tocar su plantilla a pesar de que la epidemia de coronavirus le obliga a tener cerradas sus más de 1.500 tiendas en España. Así lo ha confirmado esta tarde la compañía dueña de Zara, Massimo Dutti, Oysho o Bershka: se hará cargo de la retribución de su plantilla local y no realizará un Expedite de Reducción Temporal de Empleo (ERTE).

  • 24,19€
  • 1,26%

La empresa de Arteixo explica, que su presidente, Pablo Isla, ha anunciado este lunes que "la empresa va a seguir sosteniendo con recursos propios el pago de la retribución a toda su plantilla en España, como ha venido haciendo hasta la fecha", indica a través de un comunicado.

En consecuencia, indica, no va a presentar "ningún" ERTE "en el mes de abril para el personal de tiendas, por lo que la plantilla al completo recibirá su nómina íntegra sufragada por la empresa".

De cara a mayo, es una incógnita y sí entran los ERTE en la ecuación. "En función del desarrollo de la emergencia sanitaria y del estado de actividad de las tiendas, la empresa podrá estudiar más adelante la posibilidad de aplicar, para el personal de tienda, alguna de las herramientas propuestas por el Gobierno para preservar empleo", indica la multinacional.

Inditex suma en España una plantilla de cerca de 50.000 personas, prácticamente la mitad trabaja en su red de tiendas; y desde que se decretó el estado de alarma hace un mes, el pasado 14 de marzo, la opción de realizar una reducción temporal de empleo ha sobrevolado a la compañía gallega.

De momento, se mantiene porque desde el primer momento la empresa aseguró que iba a asumir el coste de las nóminas, primero, hasta el 15 de abril. Ahora, hasta completar el mes. Una opción que puede sostener gracias a los 8.000 millones que la multinacional guarda en caja. Esta decisión convierte al grupo español en la única gran empresa de distribución capaz de sostener el coste de la plantilla gracias a su colchón financiero, porque rivales como Mango o Primark sí han tenido que recurrir al ERTE.

Además, la compañía dirigida por Isla aseguró tras presentar resultados de 2019 que iba a provisionar 287 millones de euros como consecuencia del Covid-19 y a esperar para tomar una decisión sobre su dividendo hasta el próximo verano, antes de su junta anual de accionistas.

Noticias relacionadas

contador