ep unas jovenes con bolsas de la marca bershka y frente a un establecimiento de la misma cadena en
Establecimiento de InditexDavid Zorrakino - Europa Press

El 15 de abril es la fecha clave para que el grupo Inditex decida si lleva o no a cabo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para una parte sustancial de su plantilla. La compañía dueña de Zara ha sido una de las pocas grandes compañías textiles que, hasta el momento, ha aguantado el tipo y no ha tocado su plantilla desde la declaración del estado de alarma el 14 de marzo.

  • 24,19€
  • 1,26%

La compañía fundada por Amancio Ortega aseguró sólo unos días después de que se decretara el confinamiento que iba a sufragar el coste de toda su plantilla en España (cerca de 50.000 personas) y que aguantaría la declaración del ERTE hasta el 15 de marzo, una vez se supiera si el Gobierno prologa la cuarentena. Y va a ser así, al menos hasta el 26 de marzo. Aunque antes, tras Semana Santa, vuelva al trabajo la actividad industrial no estratégica.

En el caso de Inditex no hay vuelta a la normalidad porque sus tiendas van a estar cerradas. Más de 1.500 establecimientos que han tenido que echar el cierre, aunque se mantenga la venta online.

DECISIÓN, SOBRE SUS TIENDAS

Y es ahí donde se abren dos opciones. Una, que Inditex siga a otras empresas del sector (como Mango, Primark, Adolfo Dominguez…) y realice el ERTE para cerca de 25.000 personas, las que trabajan en sus tiendas. Una cifra que no recoge a sus empleos temporales, donde sí ha hecho recortes.

La otra opción, que aguante el tipo y asuma el coste de su plantilla, sirviendo así de ejemplo, y gracias a su fortaleza financiera, porque Inditex se ha convertido en los últimos años en una de las empresas con más colchón económico, por la ausencia de deuda y porque su caja le da una liquidez de 8.000 millones de euros.

De momento, Inditex ha tomado medidas en lo referente al coronavirus. Por un lado, decidió retrasar la decisión de si entregará o no dividendo este año hasta el próximo verano, cuando se realizará la junta de accionistas de la compañía gallega. Por otro, provisionó 287 millones con cargo a los resultados de 2019.

Además, en las últimas semanas, la empresa dueña de Zara, Massimo Dutti y Oysho, entre otras marcas, se ha colocado la bandera de ser una de las empresas más activas a la hora de traer material sanitario desde China, aprovechando su red logística con este país, uno de sus principales mercados.

Noticias relacionadas

contador