Los datos del PMI también amenazan a Alemania con la contracción económica

Según el índice PMI, en agosto el país continuó con un rendimiento inferior

Irene Hernández
Bolsamania | 22 ago, 2019 10:00
aleman, germany, alemania

Los datos macroeconómicos siguen amenazando a Alemania con la contracción. El índice PMI de agosto muestra que su economía continúa mostrando un rendimiento inferior. La mayor incertidumbre, la debilidad en la industria del automóvil y tensiones geopolíticas están detrás de la disminución de la confianza empresarial.

El índice PMI de producción, elaborado por la consultora Markit, se situó en agosto en 51,4, ligeramente por encima de 50,9 de julio, pero todavía en los niveles más débiles de los últimos seis años. Por su parte, el PMI de fabricación fue de 43,6 en comparación con 43,2 del mes anterior.

Así, el crecimiento de la actividad empresarial del sector servicios se vio nuevamente contrarrestado por una marcada caída en la producción de bienes, mientras que la creación general de empleos cayó a un mínimo de cinco años. Los nuevos pedidos totales se hundieron más profundamente y las expectativas de las empresas hacia la producción futura se volvieron negativas por primera vez desde finales de 2014.

"Los datos no han cambiado lo suficiente como para disipar la amenaza de otra ligera contracción del PIB en el tercer trimestre"

La demanda externa se mantuvo particularmente débil. La preocupación por la demanda fue uno de varios factores, junto con una mayor incertidumbre, la debilidad en la industria automotriz y las tensiones geopolíticas, detrás de una disminución de la confianza empresarial en agosto. Por primera vez en casi cinco años, el número de empresas que esperaban que la producción cayera en los próximos 12 meses superó a las que pronosticaban un aumento, con el sentimiento más negativo en general desde noviembre de 2012.

En cuanto al empleo, la falta generalizada de presión sobre la capacidad contribuyó a una mayor suavización de su crecimiento, que se redujo a un ritmo modesto que fue el más débil desde agosto de 2014. El último aumento en el número de trabajadores del sector servicios fue sólido, pero el menos marcado desde enero, mientras que la tasa de disminución del empleo manufacturero se aceleró al más rápido desde julio de 2012.

Desde Markit señalan que "Alemania sigue siendo una economía de dos velocidades, con un crecimiento continuo de servicios para compensar la debilidad sostenida en la fabricación. Aunque ha mejorado ligeramente, los datos de producción de la encuesta no han cambiado lo suficiente como para disipar la amenaza de otra ligera contracción del PIB en el tercer trimestre, especialmente dado el deterioro de los indicadores prospectivos".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión