ep bbva caixabank santander bankia y sabadell
BBVA, CaixaBank, Santander, Bankia y SabadellEUROPA PRESS - Archivo

La conocida insistencia del Banco Central Europeo para que las entidades españolas más grandes acometan adquisiciones ha recibido respuesta. Según fuentes conocedoras de la situación, el Santander se ha puesto de perfil porque ya ha cumplido con la compra del Popular, mientras que BBVA y CaixaBank han solicitado precisamente que las nuevas operaciones sean como esa: gratis. Se aferran al precedente creado, y eso implica que esperarán a que algunas entidades lleguen a valer casi cero en bolsa.

  • 3,15€
  • 2,31%
  • 1,99€
  • 2,18%

"Con la resolución del Popular y su venta al Santander por un euro en 2017, los burócratas europeos sentaron un precedente terrible, porque ahora ningún gran banco puede justificar ante sus accionistas pagar cualquier precio por otra entidad. ¿Por qué el Santander no paga nada y nosotros sí? ¿Son más listos que nosotros?", plantea una de las fuentes citadas.

Y eso es lo que han respondido BBVA y CaixaBank a la presión del supervisor que preside Christine Lagarde para que acometan operaciones corporativas. ¿Eso qué implica? Pues, como no hay ningún banco español en riesgo de ser intervenido por la famosa JUR (Junta Única de Resolución), al menos de momento, que estas entidades se sentarán a esperar a que las cotizaciones de sus potenciales objetivos sigan cayendo hasta casi cero.

Ahora mismo, las dos entidades más señaladas por el mercado son Sabadell, en primer lugar, y Bankia, en segundo. Ambas están en mínimos históricos, acumulan unas enormes caídas en bolsa en el último año y, además, ahora los cortos se ceban con ellas tras el levantamiento de la prohibición. ¿Por qué? Un analista especializado en el sector explica que "el mercado descuenta que las provisiones que van a tener que dotar por la morosidad de esta crisis les van a obligar a ampliar capital. Y, con estos precios, eso es imposible por la dilución que provocaría a sus accionistas, con lo que serán resueltas o compradas a cero euros".

Tampoco hay que olvidar otra lección que nos enseñó el Popular: el derrumbe de la acción en bolsa genera pánico en los clientes, que retiran sus depósitos de los bancos. Y eso genera una crisis de liquidez que es lo que provoca la muerte de todos los bancos (el 'run on the bank') y obliga a su resolución. Esta espiral negativa podría repetirse ahora.

BBVA-BANKIA Y CAIXABANK-SABADELL, LAS OPCIONES MÁS PROBABLES

¿Qué combinaciones pueden darse? Como saben los lectores de Bolsamanía, la operación que impulsan desde el PSOE y el PNV es la fusión de BBVA y Bankia, que se encuentra con el rechazo del consejo del primero porque el acuerdo político implica que José Ignacio Goirigolzarri sea el nuevo hombre fuerte. Ahora bien, con un precio de cero o cercano a cero -en todo caso, que no implicara una ampliación de capital-, y en vista de las enormes sinergias que obtendría, el consejo del banco vasco vería la operación con mucho mejores ojos.

Si esta operación fructifica finalmente, y si el Santander sigue de perfil, la única salida para Sabadell sería la otra entidad catalana: CaixaBank. Pero su actitud es la misma, según las fuentes: solo acometerá la operación si le sale gratis, para lo que esperará que la acción del Sabadell siga cayendo. Si al final no fructifica la fusión BBVA-Bankia, el primero podría interesarse por el Sabadell, pero siempre con la misma condición de que le salga gratis.

¿Y LOS MEDIANOS?

Además de Bankia y Sabadell, el BCE quiere que acometan operaciones corporativas los cuatro bancos medianos procedentes de las antiguas cajas: Liberbank, Unicaja, Abanca e Ibercaja (Kutxabank y Bankinter no preocupan de momento al supervisor). Los dos primeros también están sufriendo un duro castigo en bolsa, mientras que los dos segundos no cotizan (el Gobierno ha dado dos años más de plazo a Ibercaja para salir a bolsa por la situación actual).

Dado que el BCE prefiere que los grandes se ocupen de entidades mayores, estos cuatro están destinados a fusionarse entre ellos. Unicaja y Liberbank habían retomado las conversaciones, pero la crisis del coronavirus las ha dejado en stand-by; ahora podrían retomarse en breve, según las fuentes. Incluso hay quien predice que los cuatro acabarán integrándose en una sola entidad en varias fases. Ahora bien, como sostiene KPMG, no es previsible que veamos operaciones este año por la dificultad para valorar activos y negocios en este momento.

Noticias relacionadas

contador