"Los dividendos, otra gran burbuja de los bancos centrales, que ahora quieren parar"

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 21 may, 2019 10:14 - Actualizado: 10:09
cbdividendos1 short1

La música no para en asuntos de dividendos y de recompra de acciones. Es otra de las grandes burbujas que está creando la política ultralaxa de los bancos centrales. Las grandes compañías, tanto en Wall Street como fuera de él, recurren al crédito fácil, a tipos por debajo de cero (0) para seguir remunerando a los accionistas.

Es un fenómeno que se dio con fuerza en 2002 y 2003 y que alcanza ahora un protagonismo especial con fórmulas como la del recap, que consiste en incrementar la deuda (reapalancamiento) de una compañía con el objeto de repartir sus accionistas un dividendo extraordinario. Los recaps han alcanzado una alta popularidad en los últimos ejercicios, en un entorno de bajos tipos de interés y teniendo como protagonista principal el capital riesgo. Hay otro apunte de interés, el de Liz Rappaport en Burbuja: Unas tasas de interés sumamente bajas y el descongelamiento de los mercados de crédito están animando a algunas empresas estadounidenses a usar las ganancias provenientes de la colocación de bonos para pasar a la ofensiva, aunque eso signifique recompensar a los accionistas a costa de los tenedores de bonos. La tendencia incipiente es controvertida debido a que las empresas están incurriendo en aún más deuda para pagar dividendos especiales, recomprar acciones o financiar adquisiciones. Aunque medidas de este tipo estuvieron de moda durante el auge crediticio, actualmente la mayoría de las emisiones de bonos corporativos ha sido usada para reducir deuda o acumular efectivo", me dice el director de análisis de una firma de Bolsa.

"Está claro que los avisos, las Reformas, La Crisis y demás no han servido para mucho, porque hay empresas que se ponen el mundo por montera y siguen haciendo lo mismo que hicieron otras, ahora en quiebra o fuera del mercado. Muchas de las empresas que en los últimos años han recurrido al crédito, al apalancamiento para pagar, incluso aumentar, dividendos, o bien los han suprimido con el paso del tiempo o bien se han ido al traste, sin más. Pero la historia sigue y sigue sin que nadie ponga a los analistas a trabajar en el asunto y, con ello, tratar de evitar quebrantos para inversores y acciones potenciales. Los bancos centrales quieren poner coto a este fenómeno ¿cómo?", añade.

"Un fenómeno, por cierto, que también ha tenido su auge y desarrollo en la Bolsa española", sentencia... Leer Más