El peso argentino, bajo fuerte presión a cinco días de las elecciones

La moneda ha vuelto a cambiarse de manos en 60 pesos contra el dólar

Noemí Jansana
Bolsamania | 23 oct, 2019 12:12 - Actualizado: 14:02
mauricio macri argentina portada

La presión cambiaria ha vuelto a incrementarse en Argentina, a cinco días de unas elecciones presidenciales cuyo resultado apunta a una vuelta al peronismo. La moneda se ha devaluado de vuelta a los 58 pesos por dólar este martes y amenaza con regresar a los niveles de agosto.

Los inversores hablan de una oleada de cobertura de carteras ante de los comicios del domingo, lo que amplía la brecha entre la cotización mayorista del peso frente al arbitraje de activos para hacerse de divisas en el exterior mediante el denominado ‘contado con liquidación’ (CCL). Los expertos avisan también que el país podría ver incrementada su inestabilidad si el domingo se cumplen los pronósticos en que Alberto Fernández derrotaría al presidente neoliberal Mauricio Macri, según las últimas encuestas.

El pasado 11 de agosto las elecciones primarias dejaron al peronista Fernández como gran favorito para las elecciones presidenciales que se disputarán el 27 de octubre, ante lo que los mercados reaccionaron produciendo fuertes caídas en la bolsa y depreciación del peso, que tras unas semanas muy agitadas el Banco Central consiguió estabilizar a través de restricciones cambiarias y el uso de sus reservas internacionales.

Ahora, a pocos días para los comicios, el peso vuelve a perder valor aunque de forma mucho menos acentuada que a mediados de agosto. Los expertos de Monex han explicado, en declaraciones a Bolsamanía que no creen que la moneda sufra otro episodio similar por los "controles restrictivos que hay en vigor". En aquel momento, el peso mayorista se devaluó de tal manera que un dólar compraba 62 pesos, un hito histórico para la moneda. Este martes, el peso mayorista se depreció un 0,32%, a 58,64/58,70 por dólar, con lo que acumula una caída del 35,78% en lo que va del año.

La operatoria de CCL -usada para fugar dólares frente a las restricciones cambiaras vigentes- promediaba las 77,5 unidades, lo que ampliaba la diferencia frente al interbancario al 32,1% desde el 28,8% del lunes. Se trata de la mayor diferencia desde el 2015, previo a la asunción de Macri en diciembre de ese año.

Por su parte, la moneda argentina en la plaza informal se depreció un 1,49%, a 66,75/67,25 unidades, con una brecha cambiaria respecto de la cotización oficial del 14,6%.

El riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan subía 53 unidades, según 'Reuters', a 2.175 puntos básicos, con una caída en los bonos soberanos del 0,5% promedio. A su vez, el índice bursátil S&P Merval subía un 1,93%, a 33.179,3 unidades, liderada por firmas exportadoras como paraguas ante la devaluación reinante.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión