ep archivo   gigafactoria de tesla en berlin
Gigafactoría de Tesla en Berlín.TESLA - Archivo
933,700$
  • 33,610$
  • 3,73%

Los mercados no están recibiendo bien los primeros recortes de personal de Tesla. El fabricante estadounidense de vehículos eléctricos ha retrocedido un 1,82% este miércoles después de despedir a 200 trabajadores por horas de su equipo de Autopilot tras el cierre de sus instalaciones en California.

Recientemente, en el marco del Foro Económico de Qatar, Elon Musk, consejero delegado de la compañía, anunció que recortaría en torno al 10% el número de asalariados de Tesla durante los próximos tres meses. La disminución prevista sería de hasta un 3,5% de la plantilla total de Tesla ya que, según señaló el magnate, la compañía creció “rápido” en cuanto a trabajadores asalariados, al tiempo que aseguraba que “dentro de un año” la plantilla sería mayor que en estos momentos.

Al mismo tiempo, el fundador de la empresa, extrañamente inactivo en Twitter en los últimos días, señaló durante su intervención que las restricciones de suministro, y no la competencia de los fabricantes rivales, representan actualmente el mayor freno para el crecimiento de Tesla.

Asimismo, en las últimas semanas, Tesla anunció una división de sus acciones (‘split’) en una proporción 3x1, un movimiento que, en palabras de la compañía, “ayudaría a reajustar el precio de mercado de nuestras acciones ordinarias para que nuestros empleados tengan más flexibilidad en la gestión de su patrimonio”.

El documento en el que se anunció el ‘split’ también señaló que Elon Musk posee actualmente un 23,5% de las acciones de la compañía, un alto porcentaje que se ha reducido en los últimos meses para poder acometer la fastuosa OPA sobre Twitter, un acuerdo valorado en 44.000 millones de dólares que lleva encallado varias semanas debido a desavenencias entre Musk y el consejo de administración de la compañía y entre rumores de intentos de reducir este precio y acusaciones cruzadas entre las partes.

Hace unos días, el consejo de Twitter respaldó la oferta de compra de Musk, quien aseguraba que todavía había “asuntos sin resolver” para cerrar una operación que sigue sin gustar a los accionistas de Tesla.

Cabe señalar que, en lo que va de año, los títulos del fabricante de vehículos eléctricos se han desplomado por encima del 36% y acumulan un descenso superior al 40% desde que se revelara la participación inicial de Musk en Twitter el pasado 4 de abril.

Noticias relacionadas

contador