Última llamada para la Renta: qué pasa si no se presenta la declaración en el plazo

Este miércoles es el último día para presentar las declaraciones a pagar si se quiere domiciliar

Irene Hernández
Bolsamania | 25 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 09:28
resultado-de-la-declaracion-de-la-renta

La última semana de junio viene con varias fechas que los contribuyentes tendrían que tener señaladas en el calendario. Aunque el plazo para presentar la declaración de la renta termina el próximo 1 de julio, este mismo miércoles 26 de junio es la última oportunidad para aquellos a los que les toca pagar y quieren domiciliarlo. Quienes prefieran la atención telefónica o en oficinas pueden pedir cita previa hasta el viernes.

El plazo para presentar la Renta correspondiente a 2018, cuya campaña comenzó en abril, acaba también el 1 de julio para aquellos cuya liquidación sea a devolver o para quienes no quieran domiciliar el ingreso. Conviene estar atento a las fechas, ya que los contribuyentes que presenten la declaración fuera de plazo pueden enfrentarse a multas por parte de la Agencia Tributaria.

Presentar la declaración fuera de plazo se considera una infracción leve, con lo que puede suponer una sanción de entre 100 y 400 euros. No obstante, su cuantía varía en función del tiempo que haya pasado, del resultado de la declaración y de quien notifique el error, puesto que no es igual que sea el contribuyente el que lo haga de forma espontánea a que sea Hacienda quien notifique el retraso.

Si ocurre lo primero y además el resultado de la declaración era a pagar, la Agencia Tributaria impondrá un recargo. Será del 5% de la cantidad a ingresar si el pago se hace antes de tres meses y del 10% si es entre tres y seis meses después. Si el pago se abona entre seis y doce meses tarde, el recargo será del 15% y ascenderá al 20%, más los correspondientes intereses de demora, si se tarda en pagar más de un año.

Cuando es Hacienda la que comunica la demora y obliga al contribuyente a presentarla, las sanciones pueden suponer entre el 50% y el 150% de la cantidad a ingresar, a lo que hay que sumar los intereses por el retraso.

Para presentar la declaración de la renta fuera de plazo, el procedimiento es el mismo que el que se sigue dentro de las fechas establecidas. Los trámites pueden realizarse a través de Internet.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión