"Trabajo en una gestora. Tengo la sensación de que lo que es susceptible de empeorar termina empeorando"

Moisés Romero

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 21 oct, 2020 10:17
cbtrader bolsa she32

Con el aliento en la nunca y la sirena rugiendo. Trabajo en una gestora y tengo la sensación de que lo que es susceptible de empeorar termina empeorando. Una sirena es un instrumento acústico que emite un sonido muy fuerte y molesto. Fue inventada por el físico francés Charles Cagniard de la Tour en 1819, que le dio este nombre en recuerdo de las sirenas de la mitología griega.

Las sirenas modernas sirven para la defensa civil o ataque aéreo, sirenas de tornado o las sirenas de emergencia en los vehículos de servicio, tales como ambulancias, coches de policía y camiones de bomberos. Una sirena ha recorrido las salas de operaciones de gestoras en los últimos días. BBVA cierra su histórico bróker, incrustado en esta oficina de banca de inversión y tesorería (BBVA Corporate & Investment Banking). BBVA ha comunicado a todos sus grandes clientes institucionales que ya no va a prestar más el servicio de análisis de renta variable española ni intermediación. Una operación ya hicieron antes otras entidades menos famosas. Otras cerraron", me dice un gran gestor, que me pide omita dar su nombre.

Otro apunte. "Levo casi cincuenta años en el tajo", me dice uno de los pocos gestores, que han logrado sobrevivir en un mundo convulso y complicado como es el de la inversión y la Bolsa, "y este negocio ya no es lo que fue ni lo será. El pasado fue exuberante, ampuloso. El presente, cero patatero, porque las comisiones se han venido abajo con estrépito, en un proceso que dura ya muchos años. Solo las grandes compañías logran permanecer en candelero a costa de sacrificar parte del beneficio con menores comisiones y retención, en el mismo acto, del cliente. Retener al cliente, mimarlo, cuidarlo. Para ello, hay que dar mejor servicio y menos comisiones..."

"Esta liturgia cuesta mucho, absorbe mucho capital, que la mayoría no tenemos. Por eso, nos buscamos la vida como podemos o, sencillamente, cerramos las puertas. En la última década, coincidiendo con la Gran Crisis, han desaparecido muchas agencias y sociedades. Las gestoras, que hemos logrado mantenernos a flote, estamos en la cuerda floja. Comisiones cero y búsqueda de otros servicios, de valor añadido con los que mejorar nuestros ingresos. Es lo que hay, es lo que toca. Los bancos, por cierto, no están al margen de este fenómeno. Son parte activa. Muchos han vendido sus gestoras..."

Hay matices importantes. Los administradores de dinero están al borde del precipicio, ya que su industria se enfrenta a una dura verdad: cobran demasiado por unos rendimientos bajos (vía Bloomberg Markets) ¿Qué pasa en España? Las empresas de servicios de inversión y las gestoras de fondos viven momentos de convulsión extrema, una especie de rebelión en la granja. Demasiados comensales para una tarta escasa, para un negocio en declive. Toca reinventarse. Los grandes ya han tomado la delantera. Se acabó aquello de poner la mano y cobrar comisiones a los clientes por gestionar su dinero. Llueven estudios sobre el uso y abuso de las comisiones (Planes de pensiones ¿el timo de la estampita? pocos gestores se merecen las comisiones que cobran) (¿Por qué si un fondo genera una rentabilidad neta del 10%, el inversor no gana un 10%?) hasta el punto que para los bancos las gestoras sólo les dan disgustos y serios dolores de cabeza. Estamos en un Mundo Global incierto y plagado de contradicciones. En concreto, la actividad financiera vive horas de desasosiego y perturbación..."

"La competencia es atroz. Los nuevos productos nacen viejos, porque todos se arrojan a ellos en busca de la fuente de ingresos necesaria para seguir vivos. La pérdida de rentabilidad de la industria de la intermediación financiera alcanza en estos momentos su punto más álgido con la Represión Financiera y las políticas de tipos cero-negativas implementadas por los bancos centrales. Los bancos están en el centro de la diana. Los mercados no tiran y, lo que es peor, ofrecen pésimos retornos. Es la pescadilla que se muerde la cola. Poco a poco esta industria se desangra. Y si los mercados no son lo que eran ¿para qué sirven las gestoras, de las que tanto se habló hace dos décadas o más? La única puerta abierta al desafiante futuro es la especialización y el valor añadido. Se acabó la siesta y la fiesta", me escribe B.L. economista, que me envía el siguiente apunte:

Víctor Alvargonzá[email protected]: ¨Sólo 11% de los fondos de inversión USA ha sido capaz de batir a los indices en los últimos 10 años. En Europa, algo parecido. Pero el 98 % de asesores y gestores de carteras españoles sigue cobrando retrocesión de las comisiones de gestión ¿exactamente a qué gestión se refieren?

twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero

Moisés Romero-Lacartadelabolsa

contador