"Más del 70% de las familias adineradas perderán su riqueza en la segunda generación y el 90% la perderán en la tercera"

Moisés Romero

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 12 ago, 2022 12:48 - Actualizado: 10:16
cbhucha she11

El padre la crea, el hijo la mantiene, el nieto la cierra. O padre trabajador, hijo vividor, nieto mendigo. Estos son dichos populares en relación con las empresas familiares. Más. "Se afirma que más del 70% de las familias adineradas perderán su riqueza en la segunda generación y el 90% la perderán en la tercera.

Existen numerosas razones para esto, pero la más importante es distinguir una gran diferencia entre las fases de acumulación y las que había", señala Tiho [email protected] Hay grandes excepciones, porque la empresa familiar cotizada europea ha generado más valor para sus accionistas durante la última década que la no familiar, ya que han obtenido una rentabilidad bursátil muy superior a la de las no familiares. Con la mayoría absoluta o relativa de los derechos de voto o que pueden elegir la mayoría de los miembros del consejo. Dichos negocios juegan un papel clave en el crecimiento económico y en la generación de empleo a nivel global.

Muchos inversores contemplan las compañías familiares como una clase de activo específico, y tienen un peso especial en mercados de renta variable como Italia, Francia o España. Las compañías familiares nunca son historias sencillas. No todas acaban siendo BMW, Roche, Berkshire Hathaway, Heineken, Inditex, o Wal-Mart, algunas sufren en las segundas y terceras generaciones, pero en otros casos despegan… y cuando lo hacen, realmente pueden desarrollar una historia de crecimiento y creación de valor interesante.

¿Invertir en empresas familiares? Las razones positivas se encuentran en que generalmente tienen mayor crecimiento en beneficios, un mayor ROCE y rentabilidad, además de ser algo más prudentes desde el punto de vista de endeudamiento. El mejor comportamiento bursátil en el medio-largo plazo se puede explicar no solo por estos factores, sino también por otros de carácter más cualitativo: el mayor alineamiento de intereses entre la familia y los accionistas minoritarios, el elevado compromiso del accionista mayoritario, la agilidad y flexibilidad, y su foco estratégico a largo plazo. Esto, no obstante, tiene su contrapeso con otros factores tradicionalmente menos positivos, como el gobierno corporativo y los menores niveles de liquidez y transparencia que normalmente tienen.

Pictet AM lanzó hace dos años el Pictet-Family, nuevo fondo de inversión domiciliado en Luxemburgo bajo la normativa UCITS. El fondo cotiza en EUR, con valoración y liquidez diarias y está registrado en España, siendo traspasable sin peaje fiscal.

El objetivo de la nueva estrategia es la revalorización del capital, para lo que invierte en empresas de todo el mundo controlados por sus fundadores o familias, excepto mercados emergentes. El universo está formado por unas 500 empresas cotizadas en las que al menos el 30% de los derechos de voto corresponden a un particular, a menudo el fundador o la familia. Entre esas compañías están como Hermes, L´Oreal, LVMH, Roche, Grifols, Puma, H&M, Walmart, Heineken, Remy Cointreau, Essilor Luxotica, Carl-Zeiss, Shopify, América Móvil, Rakuten, Dassault Systems o Thomson Reuters. La cartera final está formada por 40-60 compañías y muestra mayor peso en consumo discrecional que el índice MSCI ACWI, incluyendo grandes empresas de bienes de lujo, así como servicios de comunicación y consumo básico

Pictet Family procede del reposicionamiento del fondo Pictet–Small Cap Europe, que existía desde julio de 2001 y que ya invertía en empresas familiares (cerca del 25% de la cartera al finalizar 2019), aunque el este nuevo producto se centra exclusivamente en el ámbito de la empresa

twitter.com/moisesssromero @MoisesssRomero

Moisés Romero-lacartadelabolsa

contador