"Ayer tuvimos un día intenso, hoy podría repetirse"

Ramón Morell - Experienciatrading

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 11 oct, 2019 08:10
cbbolsatrader5 short

Las bolsas ayer celebraron con subidas el trayecto que llevaban las conversaciones “de paz comercial” entre EEUU y China, participando Trump en el equipo estadounidense y Li, el Vicepresidente chino, en el contrario. Aunque al principio Trump “exabruptó” (como diría mi amigo argentino Marcos Tellada) que los chinos estaban muy interesados en lograr un acuerdo pero él no estaba tan seguro, a lo largo de la jornada se percibió un desarrollo positivo de las conversaciones. Y esto lo reflejaron los mercados en general.

Las de EEUU cerraron con subidas de alrededor de un 0,60% y las europeas habían terminado en verde también. En Asia, el tono verde ha colocado por ahora al Hang Seng de Hong Kong en un 2,71% de subida y al Nikkei de Japón en el 1,16%.

Se habla de que podría cerrarse un acuerdo “de mínimos”, comentado ayer por Bloomberg, en el que China incrementaría significativamente las adquisiciones de productos agrícolas de EEUU y se suspendería la prevista subida de aranceles del 25% al 30% que EEUU pensaba aplicar este próximo martes 15 de octubre.

Hoy prosiguen las conversaciones pero como Trump está interviniendo, cualquier cosa puede ocurrir y los mercados están especialmente sensibles a ellos.

Por otro lado, Turquía entró en Siria desplazando tropas y comenzado ataques de artillería contra las posiciones ocupadas por los kurdos, dentro de ese acuerdo entre Trump y Erdogan para que Turquía sustituya a EEUU en el avispero sirio. El presidente de EEUU llegó a advertir a Erdgoan, a la vista del despliegue militar, que si se pasaba de la raya “destruiría totalmente la economía turca, como ya había hecho antes”, para luego suavizar la postura y, volviendo a mi amigo Marcos y sus creaciones lingüísticas, “incongruenciar” diciendo que bueno, los kurdos no nos ayudaron en la Segunda Guerra Mundial. Y eso que no bebe alcohol. Erdogan pareció ignorarle (eso es lo que recomiendan muchos miembros del equipo de la Administración de Trump, para poder sobrevivir en este tornado eterno que parece la Casa Blanca), pero lanzó una andanada contra Europa, advirtiendo que lanzaría 3,6 millones de desplazados a Europa si aquí se le acusa de ocupación militar de Siria.

Hay otro frente abierto, llamado el del “Circo del Brexit” por otro amigo mío, Magnus, que trabaja en un banco inglés de inversión. Magnus me explicaba anoche que Johnson no quiere un acuerdo de salida blanda de la UE porque si se va por las bravas se garantiza el puesto de primer ministro con la ayuda de los brexiteros de Farage y los Unionistas de Irlanda del Norte y su horizonte termina ahí. Pero también tiene que aparentar que está luchando por un buen acuerdo de salida, porque la que se va a montar allí (y aquí) va a ser como la entrada de los cojos en Betanzos. Y además el Parlamento Británico expresamente le ordenó solicitar una prórroga para extender este proceso unos meses más hasta encontrar una solución acomodable para todos. Ayer se reunió con Varadkar (vaya nombrecito), presidente del gobierno de Irlanda y pareció que descubrían la posibilidad de un acuerdo para el follón de la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda como país independiente que es y parte de la UE. Pero estas cosas se pactan, se prometen y se olvidan porque son cara a la fachada, me temo. Veremos hoy.

Como en este universo financiero el mundo político es como una cortina fina que va pasando y que desfigura la realidad de las cosas, la incertidumbre es alta y se refleja en los mercados, Hoy tenemos los futuros bursátiles en modo alcista por ahora, el dólar relativamente pobre de espíritu, cotizando en forma EURUSD a 1,105 y en GBPUSD a 1,2452. En mi modesta opinión, lo veo más bajo en ambos pares, o mejor dicho, doy más probabilidades a una corrección que a un impulso feroz hacia arriba, pero el mercado es soberano y la cara de pez ya me ha dejado algunos músculos agarrotados de tanto sorprenderme en mi vida con lo que creo que va a pasar y lo que ocurre después,

El oro acaricia el nivel de 1500 dólares la onza por debajo pero no se atreve a dispararse mientras el ambiente general sea de anticipación de buenas noticias en el acuerdo EEUU-China. El petróleo sí que sube, porque es su obligación cuando el contexto es de recobrar la calma en los mercados, que puede derivar en un incremento de la demanda. Pero hoy la OPEP publicará su informe mensual (a eso de las 13:00 de aquí en Majadahonda), justo después de que ayer EEUU dijera que su producción alcanzó un record de 12,6 millones de barriles por día el mes pasado.

Y el bitcoin juega al despiste y se pone a subir y bajar como Mariano buscando el móvil que se dejó en la Pedriza arriba en la peña alta y luego resbalando y llegando al suelo antes que el aparato. En estos momentos cotiza en 8.420 dólares pero hace media ahora había alcanzado casi los 8.800

Total, animación garantizada a todos los públicos hoy en los mercados, especialmente para los apasionados del trading. Esas lánguidas tardes de los viernes que hemos vivido no estarán presentes hoy por lo que parece.