ep archivo - economia- las audiencias de madrid y cantabria permiten a afectados por valores
Oficina de Banco Santander. Marta Fernández - Europa Press - Archivo
3,22€
  • 0,00€
  • -0,08%

Con despido y sin finiquito. Así están decenas de extrabajadores de Sitel, una de las subcontratas de teleoperadores que trabaja para Banco Santander, y cuya relación laboral, como ya adelantamos en Bolsamanía, puede tener fecha de caducidad: el 14 de mayo.

"A los últimos que han entrado les han renovado desde el 23 de abril hasta el 14 de mayo, día que creemos será el último de la campaña porque siempre se renueva para otro mes, no para tres semanas, las cuentas no salen", asegura una de las extrabajadoras de Sitel en declaraciones a este medio.

"Lo del fin de campaña ya se rumoreaba entre la plantilla", recuerda. "Decían que era muy raro porque había muy pocas llamadas, estaban moviendo a mucha gente (de la campaña del Santander a otras)…", añade.

"La primera semana nos cambiaron a nuestra coordinadora por otro, y a las dos semanas nos pusieron a otro más", apostilla esta exempleada de la compañía. "Uno de aquellos coordinadores nos reconoció que hacíamos bien en marcharnos de Sitel porque la campaña se iba al traste", sentencia.

"EL FINIQUITO NO CUADRA"

Al fin de la campaña del Santander en Sitel, que se entiende como una medida más dentro del plan de reducción de costes que está llevando a cabo la banca española, se le suma otro problema añadido: la dificultad para acceder y cobrar el finiquito.

"Nos mandaron ya el papel del finiquito (semanas después de extinguirse la relación contractual), pero no cuadra", afirma otra extrabajadora de la empresa. "Nosotros trabajamos el día 19, y en teoría ese festivo te lo pagan más, y aparte te dan un día libre. Al no darnos ese día libre porque se terminó el contrato antes y de todas formas llevábamos muy poco tiempo en la empresa, te lo tienen que pagar, y hasta el momento ha sido así, por lo que hemos puesto una queja para que rectifiquen", argumenta.

"También ha habido problemas con Recursos Humanos", relata. "Un compañero llamó y le dijeron que había un problema de firmas, es decir, que no se había dado la orden de la transferencia del dinero (a los ya extrabajadores) por eso", lamenta.

Noticias relacionadas

contador