ep recursoautomoviles vehiculos coches cars auto

La matrícula del vehículo es una parte fundamental a la hora de pasar la ITV. Aquellos cuyo coche esté matriculado con las letras comprendidas entre la JJX y la JKK, durante noviembre tendrán que pasar su primera inspección. Pero tanto para ellos como para el resto de conductores, conviene vigilar bien esta parte del vehículo antes de acudir a la revisión, ya que puede ser causa de una inspección desfavorable.

De hecho, la inspección visual es el primer paso que cumplen los operarios encargados de realizar la ITV y la matricula es uno de los elementos que más saltan a la vista. También hay que tener claro los documentos imprescindibles para ello. Estos son: el premiso de circulación, la tarjeta de la ITV y el recibo del seguro del vehículo. Aunque en este último caso, solo es recomendable llevarlo encima por si falla el sistema online para comprobar su vigencia.

La inspección visual es el primer paso que cumplen los operarios encargados de realizar la ITV

Por ello, antes de acudir a las instalaciones elegidas, conviene revisar que la placa de la matrícula debe estar siempre en buenas condiciones. Esto supone estar homologada de acuerdo a el actual reglamento, que se sitúe en la parte correcta en función del tipo de vehículo, bien fijada para que no haya riesgo de desprendimiento.

En todos los casos sea completamente legible, con lo que para que el resultado de la inspección sea positivo la matrícula no debe tener defectos que la oculten o impidan su visibilidad. Además, su numeración tiene que coincidir con la que aparece en la documentación.

La matrícula determina la antigüedad de un vehículo, por lo que es posible que a las más antiguas les resulte más complicado pasar de manera satisfactoria la inspección. Aquellos conductores que quieran despreocuparse en el momento de acudir a la ITV pueden plantearse la idea de adquirir uno nuevo, que siempre tendrá más posibilidades que acabarla positivamente.

Para ellos existe una herramienta con la que pueden ahorrar dinero en la compra. Se trata de Carfy.es, una plataforma especializada en comparar ofertas. Desde que se pusiera en marcha el pasado año, ha conseguido que los compradores se ahorren de media 4.500 euros en la compra de su coche nuevo. Y lo hace buscando, en apenas 24 horas, las mejores ofertas del panorama nacional de forma totalmente gratuita.