Europa perdiendo la estela de Wall Street

Ismael De la Cruz

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 11 jul, 2019 15:15 - Actualizado: 09:54
cb europa eeuu sh1

El sentimiento alcista entre los inversores ha seguido mejorando. Con un aumento de 3.57 puntos porcentuales a 33.16%, el sentimiento alcista ahora se encuentra en su nivel más alto desde principios del mes de mayo y es la cuarta semana consecutiva que sube, siendo la racha más larga desde el 10 de enero. Decir que recientemente hemos tenido al S&P500 en máximos históricos y de media el sentimiento alcista suele ser del 42.07% cuando se alcanzan nuevos máximos históricos (desde el año 1987). En cambio, en esta ocasión, el paralelismo no se ha cumplido con esos guarismos.

Gráfico: Bespoke

Y es que si no recuerdo mal ocho son hasta la fecha los máximos históricos registrados por el S&P 500 en lo que va de año, el último después de que Estados Unidos y China firmaran, por segunda vez en menos de un año, una tregua comercial. Existen varias razones que explican este buen comportamiento. Una de ellas es la marcha de la economía del país que encadenará 121 meses de expansión económica, la mayor de su historia. Hasta el momento, este récord había estado reservado al periodo que va de 1991 a 2001, año en que estalló la burbuja de las puntocom (si bien se trata del periodo más largo, el crecimiento medio anual es más reducido). Pero otro factor que también contribuye al auge de Wall Street es el tema de la recompra de acciones.

Gráfico: NBER

Como consecuencia de ello, es normal que la Bolsa norteamericana lleve una trayectoria mejor que la renta variable de Europa, de Asia y de los países emergentes como bien se puede apreciar en el siguiente gráfico.

Gráfico: The New York Times

De momento, la calma se impone y las probabilidades de que Estados Unidos entre en recesión en los próximos 12 meses son del 30%

Gráfico: Reuters

Por su parte, las probabilidades de que la eurozona entre en recesión en los próximos 12 meses son del 22,5%.

Gráfico: Reuters

¿Y Europa? La moral de los inversores en la zona euro se deterioró más aun si cabe, el índice de confianza de los inversores cayó a -5.8 en julio, por debajo de -3.3 del mes anterior y muy por debajo de lo esperado, siendo la lectura más baja desde noviembre del año 2014. La alta dependencia de las exportaciones y el mercado de ventas en China se está convirtiendo cada vez más en una carga y la disputa comercial se cierne como una espada de Damocles.

Los inversores consideran inevitable una recesión económica en Alemania, el índice de confianza en el país germano cayó a su nivel más bajo en casi una década. El tema es que la alta dependencia de Alemania de las exportaciones y el mercado chino implica una incertidumbre cada vez mayor hasta que se resuelva la disputa aduanera. Pero no sólo el índice cae en Alemania, en Francia cayó de 99 a 95.

Gráfico: Sentix

Por cierto, si bien el DAX es un índice de rendimiento total, al observar su rendimiento quitándole el efecto del dividendo muestra que en realidad está por debajo de la mayoría de los principales índices europeos de este año, con la excepción del índice del Reino Unido y el español (a modo de dato decir que los futuros de dividendos indican que los inversores están valorando los recortes de pagos en compañías como BASF, Bayer y Lufthansa, los fabricantes de automóviles BMW y Daimler ya advirtieron sobre su perspectiva a principios de este año y los resultados decepcionantes de Geely no fueron un buen augurio para el sector automotriz, desafortunadamente para el DAX, los coches y los productos químicos representan más de una cuarta parte del índice). El primer gráfico a continuación muestra el cambio porcentual del Dax y del Daxk desde el mínimo del 6 de marzo de 2009 hasta finales de 2011. Durante ese período, el DAXK subió un 48,9% pero, con los dividendos incorporados, el DAX subió un 65,2%, un diferencia del 16,3%.

Gráfico: Investing

En este otro gráfico podemos ver la comparativa ampliada en el tiempo…

Gráfico: The Wall Street Jornal

Italia no podía faltar. El índice Italexit sube de 6,2 a 8,2 por la disputa entre Roma y Bruselas que está inquietando a los inversores. Los inversores encuestados por Sentix creen que es probable que Italia se retire del euro, aunque la cifra es muy inferior al pico de 19,4% del año 2016.