En 2020 se producirá la "tormenta perfecta" en los mercados. Estas son las razones.

Nouriel Roubini

| |
CapitalBolsa
Capitalbolsa | 14 sep, 2018 13:55
tormentaperfecta

"Después de conmemorar el aniversario de una década de haberse producido el colapso de Lehman Brothers, la pregunta más relevante es qué desencadenará la próxima recesión y crisis mundial, y cuándo se producirá", afirma el prestigioso analista Nouriel Roubini.

"La actual expansión global probablemente continuará el próximo año, dado que Estados Unidos tiene grandes déficits fiscales, China está aplicando políticas fiscales y crediticias flexibles, y Europa sigue en camino de la recuperación. Pero para 2020, las condiciones estarán listas para una nueva crisis financiera, seguida de una recesión global", añade.

Hay 10 razones para esto.

En primer lugar, las políticas de estímulo fiscal que actualmente impulsan la tasa de crecimiento anual de EE.UU. por encima de su potencial del 2% son insostenibles. Para el año 2020, el estímulo se agotará y un modesto arrastre fiscal reducirá el crecimiento del 3% a un poco menos del 2%.

En segundo lugar, debido a que el estímulo estuvo mal sincronizado, la economía de los EE.UU. ahora se está recalentando, y la inflación está por encima del objetivo. La Reserva Federal de los EE.UU. continuará elevando la tasa de fondos federales de su actual 2% a al menos el 3.5% para 2020, y eso probablemente elevará las tasas de interés a corto y largo plazo además del dólar estadounidense.

Mientras tanto, la inflación también está aumentando en otras economías clave, y el aumento de los precios del petróleo está contribuyendo a presiones inflacionarias adicionales. Eso significa que los otros bancos centrales principales seguirán a la Reserva Federal hacia la normalización de la política monetaria, lo que reducirá la liquidez global y ejercerá una presión al alza sobre las tasas de interés.

A penas habrá herramientas para luchar contra una crisis financiera a nivel mundial.

En tercer lugar, las disputas comerciales de la administración Trump con China, Europa, México, Canadá y otros aumentarán casi con total seguridad, lo que provocará un crecimiento más lento y una inflación más alta.

En cuarto lugar, otras políticas de los EE.UU. continuarán agregando presión estanflacionista, lo que llevó a la Fed a elevar aún más las tasas de interés. La administración está restringiendo las transferencias de tecnología y de inversión, lo que interrumpirá las cadenas de suministro. Está restringiendo a los inmigrantes que se necesitan para mantener el crecimiento a medida que la población de EE.UU. envejece. Está desalentando las inversiones en la economía verde. Y no tiene una política de infraestructura para abordar los cuellos de botella en el lado de la oferta.

En quinto lugar, es probable que el crecimiento en el resto del mundo disminuya, más aún cuando otros países consideren oportuno tomar represalias contra el proteccionismo estadounidense. China debe ralentizar su crecimiento para enfrentar el exceso de capacidad y el apalancamiento excesivo; de lo contrario, se activará un aterrizaje forzoso. Y los mercados emergentes, ya frágiles, seguirán sintiendo la presión del proteccionismo y el endurecimiento de las condiciones monetarias en los Estados Unidos.

En sexto lugar, Europa también experimentará un crecimiento más lento, debido al endurecimiento de la política monetaria y las fricciones comerciales. Además, las políticas populistas en países como Italia pueden conducir a una dinámica de la deuda insostenible dentro de la zona del euro.

Séptimo, los mercados de acciones de EE.UU. y globales están efervescentes. Las relaciones precio-ganancia en los EE.UU. están un 50% por encima del promedio histórico, las valoraciones de capital privado se han vuelto excesivas, y los bonos del gobierno son demasiado caros, dados sus bajos rendimientos.

En octavo lugar, una vez que se produzca una corrección, el riesgo de falta de liquidez y de venta precipitada se volverá más severo. La excesiva operativa de los programas de alta frecuencia y algorítmicos, aumentarán la probabilidad de crash repentinos.

Noveno, Trump ya ha atacado a la Fed cuando la tasa de crecimiento fue del 4%. Imagine cómo se comportará en el año electoral de 2020, cuando es probable que el crecimiento haya caído por debajo del 1% y aparezcan pérdidas de empleos.

Finalmente, una vez que ocurra la tormenta perfecta descrita arriba, faltarán las herramientas de política monetaria para abordarla. El espacio para el estímulo fiscal ya está limitado por una deuda pública masiva. La posibilidad de políticas monetarias no convencionales estará limitada por balances de pagos inflados y la falta de margen para recortar las tasas de interés. Y los rescates del sector financiero serán intolerables en países con movimientos populistas resurgentes y gobiernos casi insolventes.

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Cyprus Securities ... 0.023 10 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil
Cyprus Securities ... 500 Ver perfil