El día en que tres tazas de té rotas me dieron una enorme lección para los mercados, y la vida

Carlos Montero

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 19 sep, 2019 16:28 - Actualizado: 09:39
zzzztazasrotas1

"El pasado domingo rompí tres tazas de té. El domingo es cuando suelo preparar té. Mientras sacaba tres tazas de té del gabinete, todas con una sola mano mientras sostenía la puerta del gabinete con otra, una de ellas se resbaló", así empieza una interesante reflexión sobre la vida y los mercados el brillante analista Safal Niveshak. Veamos como sigue la historia:

Las miré horrorizado, deseando que el tiempo se detuviera. Pero no fue así. De hecho, parecía moverse más rápido. La copa se perdió. Sin embargo, como si eso no fuera todo, en vano intenté atraparla en ese milisegundo, por lo que las otras dos tazas también se me cayeron de la mano. Las tres se rompieron:

Mientras limpiaba el desorden, me di cuenta. Tal vez la segunda mejor cosa que podría haber hecho para salvar las otras dos tazas debió ser dejar ir la primera. Lo mejor, por supuesto, habría sido no intentar sacarlas del gabinete con una mano.

La vida nos enseña lecciones casi todo el tiempo. Solo necesitamos observar bien y, a veces, estar preparados para escuchar el sonido de cristales rotos.

La lección que aprendí al romper esas tres tazas fue que, a menudo, lo mejor que debemos hacer con una causa perdida es dejarla ir .

Bueno, no se trata solo de causas perdidas, sino de todo lo que hacemos en la vida, incluida la inversión en acciones. (Leer más)