5 razones por las que Donald Trump perderá las elecciones en 2020

Tim Mullaney

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 20 jun, 2019 15:55 - Actualizado: 09:42
trumpeleccionesperder

El especialista político Tim Mullaney, da en MW cinco razones por las que a su juicio Donald Trump perderá las elecciones presidenciales del próximo año. Veamos:

1. Los números de Trump en los sondeos apestan.

En este momento, el índice de aprobación neto de Trump es de menos de 8.5 puntos porcentuales en el promedio de los sondeos de RealClear Politics . Fivethirtyeight.com dice que es menos de 10, ya que el 53% lo desaprueba, el 43% lo aprueba y el 4% no contesta. Esa diferencia negativa fue "alcanzada" por primera vez en marzo de 2017. Trump no la ha reducido a menos de nueve puntos desde entonces, dice Fivethirtyeight.

En otras palabras, nadie está cambiando de opinión acerca de Trump.

2. Los números en sus Estados son tan malos

Los números de Trump en los Estados que le dieron la victoria en las anteriores elecciones son ahora malos. En Michigan , la diferencia entre los que aprueban su gestión y los que la desaprueban no ha sido verde en 26 meses. Morning Consult dice que lo está haciendo dos puntos peor que en octubre, antes de que los republicanos perdieran dos escaños en la Cámara.

¿La encuesta de Trump en Wisconsin? Tiene menos 13. En Iowa, menos 12, y su grupo perdió dos de sus tres asientos en la Cámara.

En Pensilvania, lugar de nacimiento del ex vicepresidente y posible rival Joe Biden, Trump tiene menos 7, un punto peor que el otoño pasado. Los demócratas ganaron el voto genérico de la Cámara en Pensilvania por 10 puntos.

Solo en esos cuatro Estados, los 306 votos electorales de 2016 de Trump se reducen a 254 (se necesitan 270 para ganar). Pero hasta 215 votos electorales de Trump podrían estar en juego, según las encuestas de estado por estado.

Es verdad que los sondeos tan anticipados no son muy buenos en los enfrentamientos directos. Pero la relación entre la aprobación presidencial en el primer mandato y las perspectivas de reelección es bastante estrecha.

3. Trump no está recibiendo el crédito de los electores por la economía

Cuando la tasa de desempleo va al 3,6% desde el 10%, el tipo que la rebajó desde el 4,7% no tiene mucho crédito

Pero el crecimiento salarial, que ya es excepcional, se está desacelerando. Lo mismo ocurre con el crecimiento del empleo. El crecimiento del empleo en el sector manufacturero también se ha desacelerado.

El mercado de valores (el indicador favorito de Trump) se ha estancado.

El hecho de que estemos cerca de los máximos solo muestra que la Reserva Federal ha tomado el volante, avanzando hacia más recortes de tasas de interés. No es debido a Trump.

4. Trump seguirá fastidiándola

En este momento, Trump está serpenteando hacia un conflicto armado con Irán. Pero el liderazgo en tiempos de guerra requiere confianza, sin decir 10,796 mentiras en el cargo, el recuento de Trump según hizo The Washington Post la semana pasada.

Eso significa que Trump abandonará (nuevamente) su última pseudo-cruzada, o intentará la guerra sin apoyo público. Esto tampoco lo hará más popular.

5. Hillary no está en la carrera.

La razón por la que Trump es presidente es el escándalo del correo electrónico de Clinton . Eso y la historia de su familia de "bucear" en busca dólares, incluso recibiendo $ 675,000 por los discursos de Hillary en Goldman Sachs.

Pero ¿de qué escándalo demócrata se beneficiará Trump esta vez?

De los candidatos demócratas, Elizabeth Warren se encuentra en la mejor situación: escribió libros, su esposo tiene un buen trabajo y su casa vale cinco veces más que su precio de compra de 1995. Todo legítimo. Bernie Sanders se hizo millonario a través de la venta de libros, a regañadientes. El ex gobernador de Colorado, John Hickenlooper, dirigió cervecerías. El alcalde de South Bend, Pete Buttigieg, tiene finanzas normales; él trabaja, y su esposo enseña en la Academia Montessori. Biden, que desafortunadamente también ha estado cambiando sus discursos, hizo públicas sus declaraciones de impuestos durante su vicepresidencia y seguramente publicará sus declaraciones de 2016-2019.

No se puede encontrar cosas turbias bajo la alfombra , ni a potentados extranjeros que se alojan en sus hoteles. Por no hablar de un fraude fiscal de varios años, como se afirma en el caso de Trump.