Sareb vende un 80% menos de créditos morosos que Sabadell en 2018

España, segundo país por detrás de Italia en dar salida a los NPL

Elena Lozano
Bolsamania | 11 feb, 2019 06:00 - Actualizado: 09:17
ep presidentebanco sabadell josep oliu 20171018170103
El presidente de Banco Sabadell, Josep OliuBANCO SABADELL

España fue, por volumen, el segundo protagonista europeo de las operaciones de venta de créditos morosos en 2018, por detrás de Italia, y entre las compañías más vendedoras del país se situaron los grandes bancos, especialmente Sabadell y CaixaBank. La Sareb, sin embargo, se quedó a la cola de las entidades financieras, a pesar de que nació para hacerse cargo de los activos tóxicos de las que recibieron ayudas públicas.

Entre ellas se encuentra Bankia, que en el ranking de mayores vendedores del año 2018 se sitúa por delante de la Sareb. La entidad se deshizo de créditos morosos por 4.200 millones de euros de valor bruto contable, por delante de Santander (3.100 millones) y la compañía que preside Jaime Echegoyen (2.800 millones de euros), de acuerdo con datos dados a conocer por Debtwire durante la Spanish Funding Conference, organizada por AFME el pasado jueves en Madrid.

Cerberus lidera las compras de préstamos dudosos, por delante de Lone Star y Axactor

No obstante, las entidades que se situaron en cabeza en este ranking fueron Sabadell y CaixaBank, al deshacerse de créditos dudosos por unos 12.600 millones y 12.100 millones de euros, respectivamente, de acuerdo con los mismos datos.

Sin embargo, solamente fueron líderes a nivel nacional, porque por delante de estos dos bancos españoles se situaron entidades como Banca Monte dei Paschi di Siena, el conjunto de Banca Popolare di Vicenza y Veneto Banca y Banco BPM, todas ellas italianas.

Italia fue, de hecho, el país que concentró un mayor volumen de créditos vendidos, unos 103.600 millones de euros, por delante de España, donde la cifra fue de 43.200 millones. Países como Irlanda (14.300 millones), Grecia (13.900 millones), Portugal (8.000 millones), Alemania (7.600 millones), Reino Unido (7.300 millones) y Chipre (2.900 millones) se situaron por detrás.

CERBERUS, EN CABEZA

Los grandes bancos españoles han aprovechado 2018 para desquitarse de gran parte de sus activos más tóxicos y la mayoría han quedado en manos de fondos como Cerberus, Lone Star o Axactor. Estos tres fueron, precisamente, los que acumularon un mayor importe de créditos morosos por valor bruto contable.

Más concretamente, Cerberus se hizo con unos 15.800 millones de euros en créditos morosos o non-performing loans (NPL), de acuerdo con los mismos datos. La firma llegó este verano a un acuerdo con Sabadell para comprarle dos carteras de activos inmobiliarios de un valor bruto contable de unos 3.900 millones de euros. En 2017, el fondo protagonizó una de las grandes operaciones del año al hacerse con la mayor parte del negocio inmobiliario de BBVA.

Por detrás se situó otro de los grandes protagonistas de las ventas de carteras de los bancos, Lone Star. La firma selló con CaixaBank un acuerdo para hacerse con el 80% de su ladrillo a mediados del año pasado.

Con volúmenes considerablemente menores, Axactor, que compró préstamos dudosos por unos 3.400 millones de euros en 2018, se coloca en tercera posición, por detrás del Canada Pension Plan Investment Board (2.490 millones) y las firmas Deutsche Bank y CarVal (2.400 millones en conjunto).

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión