• El ahorro de costes tras la operación ascenderá a 550 millones entre 2019 y 2021
ep caixabank 20170529132504
CaixaBankCAIXABANK
3,410€
  • -0,051€
  • -1,50%

CaixaBank ha acordado, una vez que se complete la recompra del 51% que hizo de Servihabitat a comienzos de junio, vender el 80% de su negocio inmobiliario a Lone Star. Concretamente, la entidad traspasará su 'ladrillo', valorado en 7.000 millones de euros, a una nueva sociedad conjunta con Lone Star, de la que el fondo tendrá el 80% y en la que el banco mantendrá una participación del 20%.

CaixaBank no ha detallado el precio de la operación, pero sí ha indicado que Lone Star pagará por estos activos el 80% de la valoración final del negocio inmobiliario de la entidad a la fecha de cierre de la operación, que dependerá del número de activos inmobiliarios que permanezcan en la nueva compañía en esa fecha.

El negocio inmobiliario de Caixabank comprende la cartera de activos puesta en venta el pasado 31 de octubre de 2017, cuyo valor bruto era entonces de unos 12.800 millones de euros (con un valor neto contable aproximado de 6.700 millones de euros), y el 100% de Servihabitat. "La valoración inicial atribuida en la operación al 100% el negocio inmobiliario asciende aproximadamente a 7.000 millones de euros", concreta Caixabank.

Tras el acuerdo, Caixabank venderá el 80% de este negocio a una compañía propiedad de los fondos Lone Star Fund X y Lone Star Real Estate Fund V, según ha concretado en un hecho relevante emitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Como parte de la operación, Servihabitat seguirá prestando servicios a los activos inmobiliarios del Grupo CaixaBank durante un período de cinco años en virtud de un nuevo contrato de servicios que permitirá al banco alcanzar "un mayor grado de flexibilidad y eficiencia", incluida la reducción de costes y los ahorros anunciados con la recompra del 51% de Servihabitat.

AHORRARÁ 550 MILLONES

La entidad estima que los ahorros de costes tras la operación con Lone Star serán de 550 millones de euros antes de impuestos durante los próximos tres años, es decir, entre 2019 y 2021. El banco cree que, a fecha de hoy, la venta tendrá "un impacto neutro" en la cuenta de resultados y un impacto positivo de 30 puntos básicos en la ratio de capital CET 1 'fully loaded'. Por último, añade que el impacto combinado de la operación junto con la recompra del 51% de Servihabitat se estima en una subida extra de 15 puntos básicos en la ratio CET 1.

Para Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad, esta operación supone "adelantar varios años" sus objetivos estratégicos de reducción de activos problemáticos, "permitiendo posicionar a CaixaBank como uno de los bancos con el balance más saneado del mercado español”.

El cierre de la operación está previsto para el último trimestre de este año o los primeros tres meses de 2019, si bien la venta está sujeta a autorizaciones regulatorias, entre ellas, las de las autoridades europeas de Competencia.

Noticias relacionadas

contador