El PSOE supedita sus socios de gobierno al 'cambio de cromos' en las autonómicas

Los barones del PSOE y el PP buscan a Ciudadanos como socio en Extremadura y Castilla-La Mancha

Noemí Jansana
Bolsamania | 28 abr, 2019 06:00 - Actualizado: 08:29
elecciones generales candidatos sanchez iglesias rivera abascal casado

El resultado de las elecciones generales de este 28 de abril se prevé tan fragmentado que no ofrecerá un escenario de pactos claro hasta los comicios autonómicos y municipales del 26 de mayo. El PSOE se la jugará en comunidades como Extremadura, Castilla-La Mancha o Aragón donde el cuerpo a cuerpo con los populares será muy reñido. Ambas formaciones ubican a Ciudadanos como su futuro socio y el partido de Albert Rivera participará en el 'cambio de cromos' con La Moncloa como objetivo.

La negociación para la investidura del futuro presidente del Gobierno será el tema principal de la campaña electoral de la siguiente cita con las urnas que arranca el 10 de mayo, explican expertos consultados. Por lo tanto, a no ser que el resultado esté muy claro, es poco probable que se alcance un acuerdo para constituir el nuevo Ejecutivo ya que 'encamarse' en el Gobierno podría ser fatal para conquistar las importantes plazas en liza, agregan.

Además de los ya citados, también se elegirán los gobiernos de Asturias, Islas Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Comunidad de Madrid, La Rioja, Navarra y Región de Murcia, así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. El mismo día se celebrarán elecciones municipales en toda España, donde también es probable que se requiera de coaliciones para construir las alcaldías de dirigirán las ciudades hasta 2023.

Los socialistas tienen más que asumido que, como mínimo, tendrán que esperar un mes para aclarar qué matrimonios pueden celebrar, reconocen a 'Bolsamanía' fuentes del partido. "Las elecciones generales sólo dan pistas de por dónde puede ir la cosa", confiesan. El pacto favorito sigue siendo con Podemos y el PNV, sin los independentistas catalanes, a quienes consideran un socio inestable, y la experiencia reciente así lo certifica. Pero esta preferencia no se traslada a las comunidades, ya que el territorios como Castilla-La Mancha y Extremadura, los presidentes Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara rompieron el año pasado sus alianzas con la formación morada.

En Aragón, Javier Lambán mantiene su acuerdo con los podemitas, pero algunas encuestas hacen prever que la aritmética de las Cortes aragonesas no permita perpetuar la simbiosis, por lo que también se busca en el partido de Albert Rivera una solución.

Los líderes del PP en Extremadura, José Antonio Monago, y de Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, por su parte, creen factible la reedición en sus comunidades autónomas del pacto andaluz con Vox y Ciudadanos. Monago ha asegurado que se puede "convivir" con Vox, "hablar y buscar puntos de encuentro". Por su parte, Núñez ha apelado a "escuchar a todo el mundo y ampliar el espectro político", en referencia a posibles pactos con la ultraderecha de Santiago Abascal.

"Las elecciones del 26 de mayo complican las cosas", aseguran los expertos de TD Securities, ya que harán que ninguno de los partidos se posicione ni tome ninguna decisión sobre posibles pactos para formar Gobierno hasta que hayan pasado. "Es poco probable que el proceso de formación de Gobierno sea fácil y todas las combinaciones potenciales presentan problemas", indican los analistas de Rabobank.

Ambas firmas coinciden en señalar que lo más plausible es que nos dirijamos "hacia meses de estancamiento, como ocurrió en 2015/2016, con un riesgo mayor de que haya nuevas elecciones antes de que acabe el año o que resulte en un Gobierno en minoría poco estable". Según ha podido saber este medio, el PSOE no descarta gobernar en solitario con pactos puntuales. Y si no se suma con Iglesias y los nacionalistas vascos "se abre la puerta a otras combinaciones".

¿QUÉ OPINA CIUDADANOS?

Una de ellas, por la que apuestan los sectores económicos es un entendimiento con Rivera. La posición de Sánchez y del presidente de Ciudadanos está, ahora mismo, en las antípodas de lo que desea el empresariado, que no afloja su insistencia para que se produzca esta combinatoria. Algunos expertos no descartan tampoco un Ejecutivo rojo-anaranjado, pero creen que es más fácil que se dé tras unas hipotéticas segundas elecciones.

El PSOE no descarta gobernar en solitario con pactos puntuales

En todo caso, la formación de centroderecha, no le hace los mismos ascos a García-Page, Lambán o Fernández Vara y su ejecutiva no cree que el modelo de la Junta de Andalucía deba imponerse en cada territorio. Eso sí, tenderán la mano a los barones socialistas alejados del "sanchismo" y que se han mostrado críticos con el presidente del Gobierno.

Una vez escrutados los resultados, la nueva Legislatura dará comienzo en un plazo de 25 días –según fija el artículo 68.6 de la Constitución. Ello conduce al 23 de mayo como límite para constituir las Cortes, cuando los diputados jurarán su cargo y elegirán al presidente del Congreso en la denominada sesión constitutiva. Quien ocupe ese puesto tendrá en su mano manejar los plazos para la votación de la investidura, que no están fijados ni en la Constitución ni en el Reglamento de la cámara.

El decreto de convocatoria electoral publicado el pasado 2 de abril detallaba la fecha en la que la mayoría de parlamentos autonómicos se constituirán, que variarán desde el 11 de junio de la Asamblea de Madrid o la Asamblea de Murcia, al 21 de junio de las Cortes de Castilla y León. En todo caso, la ley fija como límite el 26 de junio, un mes después de los comicios. Menos margen tendrán los ayuntamientos, ya que la ley electoral da 20 días a los consistorios municipales para constituirse, plazo que vencerá el 15 de junio.

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión