Cuatro razones por las que la próxima recesión será peor que la última

Carlos Montero

CapitalBolsa
Capitalbolsa | 14 sep, 2021 12:06 - Actualizado: 12:24
cbrecesion ep no

Con el mercado de valores a nivel mundial cerca de máximos históricos y la aparentemente interminable "liquidez gratuita" proporcionada por la Fed, lo último que la mayoría de la gente puede imaginar en este momento es una recesión importante, particularmente una que sea la peor desde la Gran Depresión de la década de 1930.

Pero los hechos que detallaremos en este artículo muestran que esto es totalmente posible. Este es un pronóstico extraordinario, ¡pero vivimos tiempos extraordinarios! Aquí están las cuatro razones clave para creer que la próxima recesión podría ser peor que la Gran Recesión de 2008-09, lo que la convertiría en la peor desde la década de 1930.

Razón Nº 1: valoraciones de activos extremadamente altas

Los inversores informados saben que actualmente nos encontramos en una "burbuja de todo" impulsada por la creación masiva y persistente de dinero del banco central.

Por ejemplo, la medida de valoración favorita de Warren Buffett, y la que mejor predice los rendimientos futuros del mercado de valores a largo plazo, es la relación capitalización bursátil / PIB, que se muestra a continuación. Según esta medida, las acciones cotizan un 30 por ciento por encima del máximo histórico anterior durante el pico de la burbuja tecnológica de 2000. Las acciones tendrían que caer más del 60 por ciento para que esta relación vuelva a los niveles que alcanzó en el fondo del mercado de valores en marzo de 2009.

Las propiedades inmobiliarias también están caras. Como se muestra en el gráfico adjunto del índice de precios de viviendas de 20 ciudades de S & P / Case-Shiller, los precios de las viviendas están actualmente un 27 por ciento más altos que en el pico de la burbuja inmobiliaria de 2006.

Razón Nº 2: Fundamentos económicos débiles

La economía estadounidense no es tan fuerte como solía ser. Eso sucede ciertamente por la pandemia del covid, pero también lo ha sido durante las últimas dos décadas. Todos los impuestos, regulaciones y otras intervenciones gubernamentales en la economía en las últimas décadas han creado una economía más débil y frágil que empeorará la próxima recesión.

El gráfico a continuación muestra que la producción industrial es solo un 8 por ciento más alta que en el pico de 2000 y un 1 por ciento más baja que en el pico de 2007. Casi se ha estancado en las últimas dos décadas. Eso es mucho más débil que el crecimiento anual del 3,9 por ciento de la producción industrial entre 1920 y 2000.

El empleo no agrícola total creció a una tasa anual del 2,5 por ciento entre 1940 y 2000. De manera similar a la producción industrial, el empleo no agrícola prácticamente se ha estancado en las últimas dos décadas. Ha aumentado solo un 10 por ciento desde el pico de 2000 y solo un 6 por ciento desde el pico de 2007. Lamentablemente, todavía está casi un 4 por ciento por debajo del pico de febrero de 2020.

Razón Nº 3: Niveles de deuda excesivos

El gráfico siguiente muestra que la relación deuda / PIB total de EE.UU. está cerca de los máximos históricos recientes en 3.8 (o 380 por ciento), incluso más altos que los altos niveles que precedieron a la Gran Recesión. La deuda global con respecto al PIB también se encuentra en niveles récord de más del 300 por ciento, al igual que la deuda federal de los Estados Unidos con respecto al PIB, con un 125 por ciento.

La deuda excesiva ha sido el problema con todas las crisis financieras en la historia debido a la creación de dinero previa de la nada, por lo que la próxima promete ser una para los libros de historia, dados estos altos niveles de deuda sin precedentes. La liquidación de la deuda y los impagos conducirán a la deflación, como vimos en la Gran Recesión y más aún en la Gran Depresión.

Razón Nº 4: Opciones de política limitadas

El caso principal para el crecimiento económico durante los últimos doce años desde que terminó la Gran Recesión ha sido la “liquidez gratuita” proporcionada en cantidades aparentemente infinitas por la Reserva Federal. ¡Es casi como si el dinero realmente creciera en los árboles!

Pero el dinero creado de la nada no crea nuevos bienes y servicios que mejoren los niveles de vida. Si lo hiciera, un lugar como Zimbabwe (un claro ejemplo de hiperinflación) sería el país más rico del mundo. Sin embargo, el dinero recién creado puede fluir hacia los activos financieros, lo que ayuda a explicar por qué sus niveles de valoración son tan altos.

El gráfico siguiente muestra la oferta monetaria "austriaca" (AMS), la mejor medida de la oferta monetaria que es coherente con esta definición de la escuela de economía austriaca (aunque ya no incluye los cheques de viajero, que se han descontinuado en la base de datos de la Fed debido a su uso limitado estos días). ¡La AMS ha subido un 40 por ciento desde febrero de 2020 y un asombroso 225 por ciento desde que terminó la Gran Recesión en junio de 2009!

Esto está muy por encima del crecimiento de la oferta monetaria que impulsó los locos años veinte y finalmente condujo a la Gran Depresión de la década de 1930.

Toda esta creación de dinero ha permitido a la Fed apuntala la tasa de fondos federales en solo el 0.1 por ciento. Si bien eso está por encima de las tasas de interés negativas que prevalecen en algunos países, no deja mucho espacio para que la Fed reduzca las tasas para tratar de evitar una recesión, particularmente con una inflación superior al 5 por ciento ahora. Y como muestra el gráfico, la Fed recortó las tasas durante las tres recesiones anteriores y no pudo detenerlas, ya que la economía es más grande que la Fed. Esto deja a la economía muy vulnerable a la próxima recesión, sin potencialmente "redes de seguridad" para protegerla.

Por último, para los economistas keynesianos que todavía creen en el dogma de que los déficits presupuestarios federales pueden prevenir una recesión, a pesar de que no hay evidencia o teoría lógica que la respalde, la proporción actual de superávit / déficit / PIB del presupuesto federal de -15% es la peor desde Segunda Guerra Mundial. Dados los niveles récord de deuda pública y los déficits, ¿cuánto más gasto deficitario estarán dispuestos a financiar los inversores en bonos? ¿Y de qué servirá si los déficits no evitaron la Gran Recesión?

Conclusión

Se puede decir mucho más para probar este escenario, pero es de esperar que los hechos proporcionados en este artículo sean suficientes para que la gente comprenda los riesgos actuales en la economía. Si bien se desconoce el momento exacto de la próxima recesión, dada la magnitud potencial, ahora es el momento de que la gente comience a prepararse para ella.

fuentes, Jon Wolfenbarger, fundador y director ejecutivo de Bull And Bear Profits

contador