cbfelicidad trader
34.137,31
  • -
  • -

Wall Street ha caído con mucha fuerza este jueves tras cerrar el miércoles con ganancias del 1%, que permitieron al Dow Jones marcar un nuevo máximo histórico. Sin embargo, el Nasdaq ha vuelto a hundirse un 3,52%, mientras el Dow Jones lo ha hecho un 1,76% y el S&P 500 ha cedido un 2,45%. La rotación de las manos fuertes hacia valores más cíclicos para aprovechar la recuperación económica que anticipa el mercado en los próximos meses continúa, aunque hoy las ventas se han impuesto en el mercado, debido al gran repunte en el rendimiento de los bonos.

La rentabilidad del bono americano a 10 años se ha disparado durante la jornada hasta el 1,61%, lo cual ha puesto nerviosos a los operadores. Y aunque el rendimiento ha frenado su avance hasta el 1,49%, los traders han vendido de manera agresiva.

Sobre todo en el sector tecnológico, con caídas destacadas para Tesla y los fabricantes de chips y en menor medida para otros grandes valores como Alphabet, Facebook, Amazon y Apple.

En los últimos días, el presidente de la Fed, Jerome Powell, ha intentado aplacar los temores del mercado sobre la inflación, al anticipar que la economía americana tardará "tres años" en recuperar el nivel de pleno empleo e inflación sostenida del 2%, que son los dos mandatos del banco central.

Powell señaló que la inflación no se descontrolará, aunque repunte de manera transitoria por encima del 2% durante los próximos meses. La Fed garantiza así que no retirará sus estímulos y que no subirá los tipos de interés hasta dentro de mucho tiempo.

Sin embargo, la rápida subida del rendimiento de los bonos es un problema para la Fed, porque tensiona Wall Street, cuya valoración es muy exigente desde un punto de vista fundamental.

Después de liderar las ganancias de las bolsas durante la pandemia, los inversores están rotando sus carteras desde la tecnología hacia las acciones que mejor pueden aprovechar el crecimiento económico y que más golpeadas han sido por el Covid-19, como bancos, hoteleras, aerolíneas, compañías industriales y de consumo. Sin embargo, los movimientos en el mercado de deuda suponen todo un reto para el banco central.

DATOS ECONÓMICOS, EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En la escena económica de EEUU, los pedidos de bienes duraderos han superado las previsiones en febrero y los datos semanales de desempleo han sido mejores de lo previsto. Además, la estimación final del PIB del cuarto trimestre se ha revisado ligeramente al alza hasta el 4,1%, en línea con los pronósticos.

En la última semana Estados Unidos ha registrado 730.000 peticiones de desempleo frente a las 845.000 esperadas por el mercado. A pesar de que se trata de una caída significativa los expertos son prudentes. "La fuerte caída probablemente se deba a que las personas en los estados más afectados por la gran tormenta de la semana pasada, especialmente Texas, tienen mejores cosas que hacer que presentar solicitudes de desempleo”, explica Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics.

A nivel empresarial, Gamestop vuelve a dispararse cerca de un 20%, tras volar el miércoles un 100% al anunciar el cambio de su director financiero. Los minoristas siguen impulsando al valor y batallando contra los grandes inversores bajistas, en una pelea que no gusta a las 'manos fuertes' del mercado.

También ha sido noticia Twitter. La red social ha actualizado sus objetivos a largo plazo y estima llegar a los 315 millones de usuarios diarios para finales de 2023. Las previsiones han gustado al mercado y sus acciones han avanzado un 3,8% este jueves.

Sobre la valoración del sector tecnológico, los analistas de Capital Group afirman que "sin los riesgos normativos, la cotización de las FAANG (acrónimo de Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) se multiplicaría".

En otros mercados, el petróleo West Texas sube un 0,3%, hasta 63,45 dólares, mientras el euro se aprecia un 0,13% y se cambia a 1,2180 dólares. Además, el bitcoin avanza un 0,1%, hasta 48.950 dólares; y la onza de oro baja un 1,5%, hasta 1.770 dólares.

Noticias relacionadas

contador