ep nuevo logo del bbva a las puertas de su sede en madrid
4,73€
  • -0,04€
  • -0,76%

El depósito, producto histórico de la banca, está a punto de pasar a mejor vida. Algunos bancos han retirado de sus catálogos este producto y otros lo siguen ofreciendo, pero en condiciones muy diferentes a las habituales. BBVA, de hecho, cuenta en su oferta comercial con un depósito al 0% TAE, mientras que Bankia prefiere remunerar las cantidades guardadas en sus depósitos en especie, en lugar de aplicarles un interés. Santander, por su parte, hace tiempo que se retiró de este producto.

En pleno debate sobre el cobro a clientes por sus depósitos, las entidades están cambiando su oferta comercial para adaptarla a la nueva realidad de los tipos de interés y, sobre todo, a su horizonte, en el que no se vislumbran las subidas que la banca lleva años esperando. De momento, sufren, aunque no en silencio, el impacto de la política acomodaticia del Banco Central Europeo (BCE) en su rentabilidad, que se encuentra en mínimos de más de un año, por debajo del 8%, según los últimos datos hechos públicos por el Banco de España.

Por eso, aparecen en el mercado opciones como el Depósito Online de BBVA, que se puede contratar desde mil euros y a un plazo de trece meses. Este producto, que se encuentra entre su oferta comercial vigente, ofrece un interés del 0,00% TAE. Si bien es llamativo que el producto se ofrezca sin el principal atractivo de los depósitos, que es la remuneración, también es cierto que puede ser de utilidad a un cliente que prefiera separar sus ahorros del saldo que quiere mantener en su cuenta corriente.

Otras entidades, como Bankia, también mantienen en oferta los depósitos, pero, a la vista de que el BCE no deja mucho margen para el pago de intereses, los remuneran “en especie”. En esta entidad, así, se puede contratar un depósito desde 2.100 euros y recibir a cambio de mantenerlo durante un plazo concreto un pago en especie, es decir, un regalo, como puede ser una vajilla.

Bankinter, por su parte, ha optado por ofrecer depósitos solamente en divisa extranjera, como dólares o libras, y ha retirado los que se comercializaban en euros. No obstante, el producto estrella de la entidad, a pesar de ser una cuenta, la Cuenta Nómina, ofrece una rentabilidad del 5% para saldos de hasta 5.000 euros un año y del 2% otro.

ALTERNATIVAS

Otras grandes entidades, como Santander o CaixaBank, han eliminado de su catálogo el depósito como tal, aunque ofrecen alternativas, entre las que se encuentran las cuentas nómina remuneradas, mientras que entidades como ING, Openbank y Sabadell, aunque con rentabilidades muy bajas, los siguen teniendo como opción.

Paralelamente, florecen alternativas como Raisin, una plataforma que ofrece contratar depósitos de bancos de quince países europeos que, a falta de un fondo de garantía de depósitos común, están cubiertos por los nacionales hasta 100.000 euros y que permiten obtener una rentabilidad de hasta el 1,54%, según comercializa la marca. Se presenta como opción ante una rentabilidad que cada día se difumina más entre los bancos españoles.

En todo caso, en el marco actual de política monetaria, las entidades están optando por recolectar el pasivo por otras vías y dirigir a la inversión el ahorro de los particulares, un elemento muy goloso, pues el ahorro de las familias sigue creciendo y ya representa casi el 20% de la renta disponible de los hogares. Con todo, los históricos depósitos de la banca siguen guardando la mayor parte de este ahorro. ¿Hasta cuándo?

Noticias relacionadas