ep archivo   fwd naturgy y la us desarrollan un software inteligente para optimizar instalaciones
NaturgyEUROPA PRESS - Archivo

El gas se ha convertido en uno de los actores principales de la guerra de Ucrania. En las últimas semanas, ante el posible corte del suministro ruso y el precio inmerso en una escalada que parece no tocar techo, los países europeos se está pertrechando para un escenario sin hidrocarburos rusos. Por ejemplo, Alemania ha arreglado una ley que le permita rescatar a sus energéticas, como Uniper, y Francia ha ultimado un decreto que le permitirá intervenir instalaciones gasistas, al tiempo que ha anunciado su intención de adquirir el porcentaje de EDF que no controla. Sin embargo, Royal Bank of Canada (RBC) pone el foco en España, señalando que nuestro país puede convertirse en la garantía de suministro de Europa gracias a su capacidad regasificadora.

  • 1,129€
  • 0,00%
  • 10,970€
  • 1,15%
  • 29,000€
  • 1,47%

Y es que España cuenta con un tercio de las plantas regasificadoras de la Unión Europea, una característica que ha cobrado especial importancia tras la ruptura del Tratado de Amistad con Argelia, aunque el país africano seguirá suministrando gas a través del gasoducto Medgaz hasta 2032.

Con todo, el volumen de estas importaciones se ha ido reduciendo en los últimos meses, ya que, según los últimos datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), la cuota de Argelia en las importaciones de gas se ha reducido hasta el 25%; de acuerdo con las cifras que maneja RBC, es casi la mitad que hace un año.

Por el contrario, las importaciones gas natural licuado (GNL, el que viene en barco) representa un 77,6%, siendo EEUU el principal suministrador de gas del país, aportando un 35,4% del total. Hace un año, según la firma canadiense, el país norteamericano tenía un peso de cerca del 15%. RBC también señala que Estados Unidos está exportando GNL por valor de 1.000 millones de euros mensuales de media a España en lo que va de año. Además, los tanques de GNL han aumentado hasta el 79,1% de su capacidad.

De acuerdo con los datos que maneja RBC, el precio de las importaciones de gas de España a través de gasoductos (contratos indexados al petróleo) aumentó un 8,8% interanual hasta los 36,1 euros/MWh, un aumento similar al experimentado por el GNL (+8,6%). Teniendo estos datos en cuenta, la firma canadiense alerta que las diferencias de precio entre el gas natural licuado y los precios del mercado ‘spot’ se están reduciendo, pese a ser todavía un 30% más altos. Sin embargo, esto podría cambiar, ya que RBC contempla una subida significativa del gas argelino en el futuro cercano.

ARGELIA BUSCA FÓRMULAS PARA SUBIR EL PRECIO

Según ‘Reuters’, Sonatrach, la empresa encargada de explotar los hidrocarburos argelinos, está estudiando la forma de beneficiarse de las importantes subidas de los precios del gas en sus contratos a largo plazo con los compradores europeos. Entre las fórmulas que estudian, según la agencia de noticias, está la de vincular parcialmente los precios al mercado ‘spot’ en lugar de al crudo Brent.

En los últimos tres meses, los precios ‘spot’ de MIBGAS (Mercado Ibérico del Gas) han aumentado un 9% y han cerrado junio en los 96,41 euros/MWh. “Los precios de MIBGAS han aumentado un 328% en tasa interanual en comparación con el aumento del 162% del gas que llega a través de gasoducto”, explican, al tiempo que señalan que, de cumplirse el escenario dibujado por ‘Reuters’, el precio del gas argelino aumentaría cerca de 20 euros/MWh.

Asimismo, la agencia de noticias afirma que entre las empresas con las que Argelia quiere renegociar sus actuales contratos se encuentran la francesa Engie, la portuguesa Galp y empresas españolas como Naturgy o Endesa, entre otras.

EL MERCADO ESPAÑOL, PERJUDICADO

Este jueves, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha convocado al sector energético para abordar la elaboración del plan de contigencia nacional para hacer frente a la amenaza de un posible corte del suministro de gas por parte de Rusia, algo cada vez más plausible tras las últimas declaraciones de Gazprom.

RBC señala que la decisión de España de topar los precios del gas está perjudicando a las energéticas españolas y asegura que el mercado libre “sigue siendo mucho más caro que el regulado”. Pese a la subida del 7% de las tarifas de último recurso en julio de 2022, explica la firma canadiense, las tarifas reguladas siguen siendo más baratas en todos sus segmentos. “Basándonos en datos de la CNMC, las tarifas de Naturgy son entre un 100 y un 130% más caras; las de Iberdrola, entre un 120% y un 170%; Endesa, por su parte, no ofrece ninguna oferta”.

Tampoco gustan los nuevos gravámenes anunciados por el Gobierno español para la banca y las energéticas, una medida que busca recaudar 2.000 millones de euros de estas últimas en los próximos dos años. Las medidas no han gustado a analistas nacionales e internacionales, los cuales hacen hincapié en las dificultades de financiación a las que se enfrentarán estas compañías en el futuro.

En declaraciones a 'Bolsamanía', Emilio González, profesor de Comillas ICADE, asegura que "está aumentando la dificultad de financiación de nuestra economía porque está aumentando el riesgo de invertir en ella y en nuestras empresas”. “Las eléctricas y los bancos son entidades globales que hoy tienen la sede aquí y mañana en cualquier lado”, explica y advierte que “empresas como Endesa, en manos de capital extranjero, pueden considerar esto como un elemento contrario a la libre circulación de capitales o una expropiación de sus beneficios". "Esto manda un mensaje muy malo a los mercados internacionales", sentencia.

Valorando esta y otra información financiera y de generación, la firma canadiense fija un precio de 22,5 euros por acción para Endesa y un rating de ‘neutral’ para la compañía dirigida por José Bogas, destacando positivamente la “evolución de beneficios de las renovables españolas”. En cuanto a Iberdrola, RBC eleva la recomendación a ‘sobreponderar’ y estipula un precio de 12,75 euros para los derechos de la energética de Ignacio Sánchez Galán, aunque señalan el riesgo regulatorio en México y España y los procesos judiciales en los que está envuelta la compañía como factores que podrían cambiar esta recomendación. Por último, Royal Bank of Canada estima un precio objetivo de 20 euros por acción para los títulos de Naturgy, pero su consejo es de ‘infraponderar’.

Noticias relacionadas

contador