¿Johnson o Hunt? "Da igual quien gane, no saldrá el Brexit acordado con la UE"

Es posible que los Veintisiete adopten una "línea más dura" con Jonhson que con Hunt

Virginia Mora
Bolsamania | 24 jun, 2019 06:00 - Actualizado: 12:20
boris johnson jeremy hunt brexit reino unido

Son dos los contendientes que quedan en liza en la carrera por suceder a Theresa May al frente del Partido Conservador y como nuevo primer ministro. Boris Johnson y Jeremy Hunt han logrado superar todas las votaciones, y ahora calientan motores para intentar convencer a sus compañeros 'tories' para que les den su apoyo. El problema, dicen los expertos, es que gane quien gane el Brexit acordado entre Reino Unido y el resto de Europa no saldrá adelante.

"A juzgar por sus declaraciones públicas, Johnson y, en menor medida, Hunt personifican el problema que ha hecho que el proceso del Brexit sea tan traumático para el Reino Unido". Son palabras de los analistas de Berenberg, que señalan que aunque los dos saben lo que ocurre con la base conservadora, "prestan poca atención a lo que la UE-27, mucho más grande, puede acordar" sobre la salida del país del club europeo.

Johnson ya lo ha dicho: quiere que el Reino Unido abandone la Unión Europea el 31 de octubre con o sin acuerdo. Su idea es eliminar el punto sobre la frontera irlandesa y sustituirlo por "arreglos alternativos", e incluso ha amenazado con incumplir los compromisos financieros con la UE, la factura del Brexit de 39.000 millones de libras esterlinas, a menos que haya "mayor claridad sobre el camino a seguir".

Por su parte, Hunt también ha afirmado que puede sacar al Reino Unido de la UE sin llegar a un acuerdo, aunque dejando claro que esta no es su opción preferida. Además, al igual que Johnson, cree que podría negociar cambios en el Acuerdo de Retirada (aunque la UE ha dicho por activa y por pasiva que no hay cambios posibles), en particular en lo que respecta a Irlanda, y aunque se aferra a la idea de conseguirlo antes del 31 de octubre, no ha descartado una prórroga del plazo del Brexit.

El problema es que, por mucho que pretendan Johnson o Hunt, el nuevo 'premier' se enfrentará "casi exactamente a la misma posición de la UE-27 que Theresa May", dicen los analistas de la casa alemana, que no descartan que los Veintisiete adopten una "línea más dura" en las conversaciones con Jonhson que con Hunt. Y eso parece ser a lo que nos dirigimos, ya que el exministro de Exteriores va por delante en la carrera y es al que dan como ganador todas las casas de apuestas. "En Bruselas, Johnson es visto como menos confiable y potencialmente más flexible y, por lo tanto, más propenso a rendirse al final", apuntan desde Berenberg.

ELEGIR ENTRE CUATRO OPCIONES

Sobre el principal candidato a suceder a May, los analistas de la casa alemana señalan que "el deseo de concederle cualquier concesión es prácticamente nulo", aunque también es visto como "un talentoso autopromocionador con poco bagaje ideológico". Por ello, dicen, desde el punto de vista de la UE "su potencial flexibilidad podría convertirse en una ventaja" una vez haya logrado "su ambición de mudarse al número 10 de Downing Street". "Puede que entonces tenga interés en limitar los daños que hará el Brexit a Reino Unido".

De hecho, Berenberg apunta que si el nuevo primer ministro tiene suerte, podrá elegir entre cuatro opciones cuando se acerque la fecha límite de Brexit: 1) aprobar el Acuerdo de Retirada para un Brexit ordenado; 2) dejar la UE sin acuerdo; 3) revocar el Brexit; o 4) firmar una prórroga de varios años hasta después de las próximas elecciones generales programadas en Reino Unido. Pero si tiene mala suerte, "la UE-27 ni siquiera ofrecerá la última opción de una nueva prórroga" porque en Europa hay "muy poco apetito para dejar que el tema del Brexit se encone durante más tiempo".

Se espera una postura de Bruselas mucho más dura porque la agitación política en Reino Unido "refuerza que los Veintisiete hagan todo lo que puedan para salvaguardar su coherencia interna, en lugar de forzarla otorgando a los británicos concesiones a las que algunos países miembros se oponen", pero sobre todo porque "el miedo a un Brexit duro sin concesiones se está desvaneciendo", de forma que cuanto más tiempo se haya discutido y preparado este escenario, "menor será la conmoción que se produciría si se produjera", remarca la casa de análisis germana.

No obstante, no hay que olvidar que el acuerdo del Brexit tiene dos partes separadas, el Acuerdo de Retirada y la declaración política sobre las relaciones futuras. Los Veintisiete han dicho que no renegociarán el Acuerdo, pero es probable que la UE esté "dispuesta a ajustar la declaración sobre las relaciones futuras si Reino Unido abandona algunas de sus líneas rojas" trazadas por May. No sería el mismo acuerdo, pero podría convencer a tories y laboristas para que lo aprueben en el Parlamento británico.

Lo que tienen claro los expertos es que "cualquiera que sea el resultado del Brexit, Reino Unido y la UE-27 seguirán siendo vecinos y socios cercanos que se necesitarán mutuamente con regularidad para resolver todo tipo de cuestiones bilaterales". Y, dado el tamaño relativo de sus economías, "los Veintisiete tendrán más influencia económica que Reino Unido, ya sea en sus acuerdos bilaterales o en sus negociaciones con terceros".

Te Regalamos un número de la revista Estrategias de Inversión