J. Safra Sarasin busca comprar un banco en España y captar el ahorro de los judíos

Su primer acercamiento fue con Banco Alcalá, con quien mantuvo conversaciones informales de compra

  • Quiere lanzarse a por la comunidad judía en España, pero también a por otros ricos
safrasarasin
Oficina de J. Safra Sarasin en SuizaLuxembourg Times

La firma suiza de inversión J. Safra Sarasin busca entrar en España con la compra de un banco privado. De origen judío, quiere lanzarse a por esta comunidad en España, pero también pretende hacer negocios con otras grandes fortunas del país, según ha podido saber Bolsamanía. Su primer acercamiento fue con Banco Alcalá, con quien mantuvieron conversaciones informales de compra, aunque no se tradujeron en una oferta formal ante la negativa a vender de Crèdit Andorrà, su propietario. Asimismo, quiere extender su presencia a Portugal e Italia.

El banco privado suizo fue fundado en 1841 y, en la actualidad, pertenece al brasileño Grupo Safra. Este holding fue fundado por el banquero de origen sirio Jacob Safra, y hoy está presidido por su hijo Joseph Safra.

Banco Alcalá fue el primer banco en el que se fijó J. Safra Sarasin para desembarcar en España, según fuentes próximas a las entidades. Tiene unos 2.000 millones de euros en recursos gestionados y una ficha bancaria, algo que valoraba positivamente la firma suiza, ya que le daba la oportunidad de hacer operaciones de activo y pasivo, así como transaccionalidad en caso de necesitarlo. Incluso, estaba dispuesto a pagar entre 60 y 70 millones por el banco. Pero Crèdit Andorrà, que tiene un 85% de Banco Alcalá desde 2011, no tenía intención de venderlo, por lo que los acercamientos no fraguaron en una oferta formal.

"El Grupo Crèdit Andorrà, así como su filial en España Banco Alcalá, niegan haber mantenido conversación alguna con la entidad referida, ni haber estudiado en ningún momento la desvinculación de Banco Alcalá del Grupo Crèdit Andorrà", asegura el grupo andorrano.

Una de las fuentes consultadas afirma que, ahora, la opción que manejan los Safra es entrar en España ‘a lo grande’, adquiriendo una entidad cuyo volumen sea superior a los 10.000 o los 15.000 millones bajo gestión, o bien empezar de cero, montando o comprando una agencia de valores más pequeña con la que ir captando clientes de banca privada “a pulmón”. Uno de los modelos que barajan es el que ha desarrollado Julius Baer en España desde 2013, tras hacerse con el negocio de banca privada internacional de Merrill Lynch.

J. Safra Sarasin tiene en nómina a tres banqueros españoles sénior que trabajan desde Suiza. Ya tienen una importante cartera de clientes en España y podrían servir de avanzadilla.

Los activos bajo gestión de J. Safra Sarasin ascienden a más de 131.000 millones de euros, según el propio banco. Está presente en 17 países de cuatro regiones distintas: Europa, América, Oriente Medio y Asia. Dentro del viejo continente, además de en España, también quiere entrar en Portugal e Italia, y recientemente ha puesto un pie en Francia y Holanda.

LA HISTORIA DE LOS SAFRA

Los Safra eran banqueros y comerciantes de oro dedicados a la financiación del comercio entre Alepo, Estambul y Alejandría. El grupo tiene su sede en Brasil porque a ese país es donde emigró la familia desde el Líbano a principios de los años 50, poco después del nacimiento de Israel, hecho que “hizo peligrosa la vida para los judíos residentes en los países vecinos del nuevo Estado”, según relata El País en un reportaje reciente sobre Joseph Safra, el banquero más rico del mundo.

En la actualidad, la población judía en España está formada, aproximadamente, por unas 40.000 personas, según la Federación de Comunidades Judías de España. En la España hebrea, hay nombres de empresarios, banqueros, funcionarios o artistas tan conocidos como Isak Andic, Luís Bassat, las hermanas Koplowitz, Sara Gladstein, Enrique Múgica o Cecilia Roth, entre otros. Este es el nicho de negocio que interesa a los Safra, pero también otros ricos españoles sin raíces judías.