ep duro felguera - sede central en gijon
Duro Felguera - Sede Central En GijónCEDIDA - Archivo
0,718€
  • -0,012€
  • -1,64%

Duro Felguera ha cerrado el primer semestre del año con un beneficio neto de 1,37 millones de euros, frente a las pérdidas de 11,13 millones de hace un año. Las ventas producidas en el periodo ascienden a 54,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 37% respecto a las del primer semestre del año anterior.

El EBITDA resultante ha sido de 7 millones de euros positivos frente a los 13 millones negativos en el mismo periodo del ejercicio de 2021.

En el contexto actual post-Covid 19 y del conflicto bélico en Ucrania, que está generando tensiones económicas que afectan a sectores en los que tradicionalmente opera Duro Felguera, provocando incertidumbre geopolítica, un fuerte escenario inflacionista y la ralentización de decisiones de inversión en nuevos proyectos, la contratación del primer semestre se ha situado en 42,1 millones de euros, un 91% superior a la contratación del mismo periodo en el año 2021. "Este importe se ha incrementado en 101 millones hasta la fecha de la presente comunicación, en línea con el impulso del mercado y la creciente actividad de la compañía", ha aclarado la entidad.

La cartera de contratos a cierre del semestre ascendía a 323 millones de euros pese a la coyuntura del primer semestre, de los cuales un 92% corresponde a proyectos internacionales.

A 30 de junio de 2022 la deuda financiera neta del grupo asciende a 117,9 millones de euros, siendo la deuda bruta de 163,8 millones de euros y la tesorería de 45,9 millones de euros.

La plantilla media del grupo ha pasado de 1.067 empleados a 31 de diciembre de 2021 a 1.115 empleados a 30 de junio de 2022 debido a las necesidades específicas puntuales de los proyectos en ejecución del primer semestre.

Desde un punto de vista patrimonial, a 30 de junio de 2022 y pese a presentar la sociedad dominante un patrimonio neto contable negativo por importe de 145 millones de euros, la entidad ha destacado que no se encuentra en causa de disolución por dos motivos.

En primer lugar, "porque los préstamos participativos tienen la consideración de patrimonio neto a los efectos mercantiles de reducción de capital y liquidación de sociedades. A 30 de junio de 2022, el importe de todos los préstamos participativos suscritos conforme al acuerdo de refinanciación alcanza un total de 124 millones de euros (100 millones de euros correspondientes al FASEE y 18 millones de euros con las entidades financieras y los 6 millones de euros correspondientes a la Sociedad Regional de Promoción del Principado de Asturias)".

En segundo lugar "y en base al RDL 27/2021, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 se establece que a los solos efectos de determinar la concurrencia de la causa de disolución no se tomarán en consideración las pérdidas de los ejercicios 2020 y 2021", ha señalado la empresa en el comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cabe recordar que al inicio de 2022, el grupo anunció una nueva organización para dinamizar la compañía, con foco al cliente, a la rentabilidad y a la mejora continua y cuyo objetivo es dar cumplimiento al Plan de Viabilidad aprobado por el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (“FASEE”).

Asimismo, el escenario inflacionista al que se enfrenta la economía global, las disrupciones en la cadena de suministro de la industria, el incremento del precio de las materias primas e las incertidumbres sobre los acuerdos con proveedores han llevado a Duro Felguera a un retraso en la contratación durante el primer semestre, lo que provoca que "los proyectos comiencen a tener grado de avance más tarde, produciéndose un desplazamiento temporal de cifra de ventas, resultado y generación de caja al semestre siguiente, por lo que el grupo espera que en la segunda mitad del año la situación siga mejorando y se incremente el nivel de contrataciones", han informado.

Noticias relacionadas

contador