wall street rojo
Alberto Sánchez
32.637,190
  • -
  • -

Wall Street ha cerrado con ventas destacadas este martes, sobre todo en el sector tecnológico (Dow Jones: -0,19%; S&P 500: -1,22%; Nasdaq: -2,28%), una sesión marcada por la volatilidad tras la sesión salvaje del lunes, en la que los índices neoyorquinos cerraron en positivo después de hundirse más del 4% durante la jornada. El gran rebote técnico (el mayor registrado desde 2008 durante una sesión) permitió al S&P 500 no perder la media de 200 sesiones, aunque la volatilidad se ha adueñado de las bolsas y todo puede pasar a corto plazo.

La corrección de la renta variable americana sigue su curso tras un 2021 excepcional. Se trata de un movimiento normal tras las fuertes ganancias acumuladas el año pasado, ya que las bolsas se mueven siempre en 'dientes de sierra'. El rebote del lunes y la volatilidad de este martes también forma parte de este proceso de ajuste, aunque los movimientos tan violentos del mercado han puesto nerviosos a muchos inversores.

Ahora, falta por saber si el rebote tiene continuidad en las próximas sesiones o si ha sido el del 'gato muerto'. Es decir, si ha sido un movimiento alcista provocado por el cierre de cortos para aliviar la fuertes sobreventa diaria del mercado, para luego profundizar la caída en las próximas jornadas.

Aunque cualquier cosa puede pasar a corto plazo. "Hemos de estar preparados a que hoy y en los próximos días la volatilidad sea máxima. Podemos ver fuertes subidas y caídas dentro del mismo día sin que nada cambie. Lo importante es que Wall Street no pierda los mínimos de ayer", ha señalado José María Rodríguez, analista de 'Bolsamanía'.

UCRANIA SIGUE EN EL FOCO

Los inversores han seguido pendientes de los tres elementos clave que pueden mover los mercados en las próximas sesiones y semanas: el clima bélico que rodea a Ucrania, la reunión de la Reserva Federal (Fed) sobre política monetaria y los resultados empresariales.

La última hora en Ucrania no es demasiado tranquilizadora. EEUU ha puesto en alerta a 8.500 marines para hacer frente a una posible incursión rusa en territorio ucraniano y la OTAN está reforzando sus posiciones en su flanco oriental, que puede incluir el despliegue de grupos de combate, mientras la Unión Europa apuesta por apurar más el diálogo entre todas las partes.

Por su parte, Rusia ha observado “con preocupación” el anuncio estadounidense, según ha publicado ‘Reuters’. 24 horas después del anuncio del Pentágono, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha acusado a Washington de alimentar las tensiones sobre Ucrania, en línea con la idea de Moscú de que la crisis está siendo impulsada por las acciones de EEUU.

Además, el presidente estadounidense Joe Biden ha anunciado que consideraría la posibilidad de imponer sanciones directas al presidente Vladimir Putin. Desde Washington han apuntado que EEUU estaba negociando con los principales países productores de energía y empresas de todo el mundo un posible desvío de suministros a Europa si Rusia invade Ucrania.

GOLDMAN SACHS ANTICIPA UNA FED AÚN MÁS DURA

En la escena monetaria, los analistas están pendientes de la Reserva Federal (Fed). Goldman Sachs incluso espera más de cuatro subidas de tipos en 2022 y anticipa que la reducción del balance comenzará en junio a un ritmo de 100.000 millones de dólares mensuales.

Por tanto, se espera que el banco central prepare el miércoles al mercado para un nuevo ciclo más agresivo, ya que su objetivo principal ahora es reducir la elevada inflación.

"Vemos riesgo de que la Fed quiera tomar medidas de ajuste en cada reunión hasta que cambie la imagen. Esto plantea la posibilidad de un anuncio anticipado de reducción del balance en mayo, y de más de cuatro aumentos de tipos este año", han explicado desde el banco americano. Recordamos que el banco central publicará sus conclusiones este miércoles por la tarde.

Además, este martes se ha publicado el Índice de Confianza del Consumidor, que ha descendido en el mes de enero hasta el 113,8, tras el aumento registrado en diciembre que llevó el dato al 115,2. El Índice de Situación Actual -que se basa en la valoración de los consumidores de las condiciones actuales del mercado laboral y de los negocios- mejoró hasta 148,2 desde los 144,8 del mes pasado. El Índice de Expectativas, basado en las perspectivas a corto plazo de los consumidores sobre las condiciones de los ingresos, los negocios y el mercado laboral, descendió hasta 90,8 desde 95,4.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recortado su previsión de crecimiento para la economía mundial hasta el 4,4% desde el anterior 4,9%, al mismo tiempo que ha elevado ligeramente su estimación para 2023 hasta el 3,8% desde el anterior 3,6% anticipado en octubre, debido a las nuevas restricciones de movilidad provocadas por la nueva variante Ómicron del Covid-19, según ha destacado el organismo.

RESULTADOS EMPRESARIALES

En el capítulo de resultados empresariales, habrá multitud de referencias destacadas. IBM ha subido con fuerza (más de un 5%) tras superar anoche las previsiones del consenso.

Y hoy será el turno de Microsoft (tras el cierre de mercado), Tesla e Intel (miércoles) y Apple (jueves), entre otras empresas relevantes.

Tras el desplome de Netflix la semana pasada, hay una gran expectación por comprobar cuál será la reacción de estas compañías al publicar sus cifras. Aunque a partir de esta semana cuentan con el apoyo de las recompras de acciones, que vuelven a estar permitidas en el mercado americano tras el final del periodo 'blackout'.

ANÁLISIS TÉCNICO Y OTROS MERCADOS

Por análisis técnico, el S&P 500 ha dibujado "un prometedor 'martillo' desde zona de soporte", ha indicado José María Rodríguez. "La condición que le hemos de exigir a este 'martillo' es que bajo ningún concepto se pueden perder (y menos en precios de cierre) los mínimos de la sesión. En la medida en que aguanten es cuestión de tiempo que el rebote se termine produciendo y lance los precios a cotas claramente superiores", ha añadido este experto.

En otros mercados, el bitcoin cae un 0,55%, hasta los 36.648 dólares. Por su parte, el petróleo West Texas sube un 2,5%, hasta 85,38 dólares. Además, el euro se deprecia un 0,2% y se cambia a 1,1303 dólares, mientras la onza de oro crece un 0,3%, hasta 1.847 dólares. Por último, la rentabilidad del bono americano a 10 años sube hasta el 1,781%.

Noticias relacionadas

contador