ep gigafactoria de tesla en berlin
Gigafactoría de Tesla en BerlínTESLA
759,630$
  • 51,900$
  • 7,33%

Twitter y Tesla se han convertido en dos caras de la misma moneda en las últimas semanas. El fabricante de vehículos eléctricos han repuntado un 5,71% en Wall Street después de que Elon Musk, su consejero delegado, haya anunciado en redes sociales que el acuerdo de compra de Twitter está suspendido de forma temporal.

"Acuerdo de Twitter suspendido temporalmente a la espera de detalles que respalden el cálculo de que las cuentas falsas/spam representan menos del 5% de los usuarios", ha escrito el magnate en su perfil oficial, citando una noticia de 'Reuters' en la que se hacen eco de estas informaciones. Pese a ello, Musk ha asegurado seguir “comprometido con la adquisición” de la red social del pájaro azul.

La subida de Tesla contrasta con la caída de Twitter, que se está dejando un 10% en la sesión y cuyas acciones corren el riesgo de volver a los niveles previos a la revelación de la participación inicial de Musk. Además, algunos analistas aseguraban que la compra de Twitter podría convertirse en una distracción para Musk y dañar la imagen de marca de Tesla.

Sin embargo, el consejero delegado del fabricante de automóviles desestimó esta posibilidad durante la conferencia ‘Future of the Car 2022’, organizada por el medio ‘Financial Times’, donde, además de dejar caer que podría levantar el veto permanente de Donald Trump en la red social, aseguró estar “confiado de que podremos vender todos los coches que fabriquemos”.

Con todo, los inversores de Tesla no parecen estar de acuerdo con las afirmaciones de Musk. Principalmente porque los títulos de la compañía se hundieron después de que se revelara que Musk utilizaría buena parte de sus acciones de Tesla como garantía para llevar a cabo la adquisición de Twitter. Asimismo, tampoco fue bien recibido por el mercado que Musk vendiese 8.400 millones de dólares en títulos de Tesla durante la última semana de abril. Pese a esto, algunos analistas señalan que la posibilidad de que Musk acabe comprando Twitter, hasta por un precio más bajo del inicialmente acordado, es algo que los inversores de Tesla no deberían descartar.

En lo que va de año, los títulos del fabricante de vehículos eléctricos se han desplomado un 27,8% y acumulan un descenso de más del 30% desde que se revelara la participación inicial de Musk en Twitter el pasado 4 de abril.

Noticias relacionadas

contador