ep jose maria alvarez-pallete presidente ejecutivo de telefonica
José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de TelefónicaTELEFÓNICA - Archivo
3,94€
  • 0,03€
  • 0,78%

Telefónica presentó este jueves unos resultados financieros agridulces, con beneficio en los nueve primeros meses del año y pérdidas en el tercer trimestre; con resultados que ve positivos en España y un golpe millonario, en cambio, en Argentina. Y con un recorte en bolsa, de más del 5% al cierre de sesión.

Pero en España, su principal mercado, a pesar del recorte de ingresos (del 3,7%, hasta 9.209 millones de euros) ve aspectos positivos para su actividad, como un cambio de tendencia en su resultado bruto de explotación (Oibda) al recortar el coste de sus contenidos audiovisuales.

Su consejero delegado, Ángel Vilá, destacó, especialmente, este último aspecto en el encuentro mantenido con analistas. "Esperamos que el margen de Oibda sea más alto que en la primera de año", adelantó sobre España. "Podemos confirmar que hemos conseguido ahorros con los contenidos", en referencia a su oferta audiovisual.

PAGA MENOS POR EL FÚTBOL

En concreto, la compañía indica en la información remitida a la CNMV, que su Oibda en España en el tercer trimestre "mejora significativamente su descenso interanual frente al segundo trimestre del año", en un 4,1%. "Debido al mejor comportamiento de los ingresos, los menores costes de contenidos, los menores costes de 'roaming' y los ahorros derivados del plan de reestructuración", resume.

En estos tres meses, ese resultado de la filial se ha situado en 1.298 millones de euros; mientras que en los nueve meses ha alcanzado los 3.734 millones.

Telefónica no cuantifica la rebaja concreta en el coste de esos contenidos. En cambio sí que, de cara al futuro más inmediato, ve más margen de mejora en España, dado que pagó menos por las próximas temporadas de la Champions League (hasta 2024), al rebajar el pago por la competición europea en un 15%.

La operadora también destacó a los inversores que sus ingresos medios por cliente convergente (Fusión, por ejemplo) son más altos que los de sus competidores locales. En concreto ese dato, denominado ARPU, se situó en 91,5 euros al cierre de septiembre. Cifra que representa una caída del 1,9% interanual, pero un alza de 0,2 euros frente al primer semestre de este año.

Noticias relacionadas

contador