• ...tres meses en los que el Ibex se ha dejado un 5%
ep antonio brufaujosu jon imazla juntaaccionistasrepsol 20180606123801
Antonio Brufau y Josu Jon Imaz en la Junta de Accionistas de RepsolEuropa Press - Archivo
11,164€
  • -0,110€
  • -0,98%

Mal año para el Ibex, que se encuentra en niveles de diciembre de 2016. Buen año para el petróleo, que en enero de 2016 estaba en los 26,01 euros, y que ahora está en los 75 dólares. Estos precios hacen que Repsol sea uno de los valores que llevan la contraria al índice español. En el acumulado anual, ya sube un 14% y desde que actualizó su plan un 3,5%. Los analistas aplauden a la petrolera, a la que aún le ven recorrido.

Repsol se encuentra cerca de máximos históricos, a un 5%, que tocó el 9 de julio en los 17,27 euros. Sin embargo, estas últimas semanas se ha visto afectado por el mal comportamiento de la bolsa española, lastrada por la debilidad de los mercados emergentes y su exposición a ellos. Pero el impulso que cogió Repsol en abril y junio ha hecho que la caída de agosto no le haya pasado factura.

El 6 de junio, Repsol presentó su actualización del plan estratégico 2018-2020. La petrolera se vio obligada a esta actualización, porque habían cumplido todas sus expectativas, así como por cambios en el precio del petróleo. La compañía anunció que incrementaría el reparto de dividendo un 8% cada año, hasta llegar a el euros por acción, que apostaría por el crecimiento rentable de sus negocios y la diversificación de sus negocios hacia la transición energética.

Esta estrategia se elaboró tomando como referencia un precio de 50 dólares el barril de media durante los dos años. Un precio que Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, explicó que era conservador. Una decisión que los analistas aplaudieron y que siguen haciéndolo. Además, el precio del crudo, que desde ese día ha subido un 2,3%, ha ayudado a que Repsol continúe impulsado.

En el acumulado anual, ya sube un 14% y desde que actualizó su plan un 3,5%. Los analistas aplauden a la petrolera, a la que aún le ven recorrido

Además, el barril de Brent, de referencia en Europa, sube en 2018 un 21%, mientras que en los últimos doce meses acumula un alza del 41%, cifras similares a las que maneja también la referencia estadounidense.

A pesar de estar cerca de sus máximos y de que continuar con el rally, los analistas aún ven potencial en Repsol entre otra cosas por el impulso del crudo.. El consenso de analistas recogido por FactSet le otorga un precio objetivo de 18,58 euros la acción, es decir, un potencial del 13,77%, lo que le permitiría tener otro máximo histórico. Las recomendaciones también son positivas. El 50% de los analistas recomienda comprar las acciones; el 40%, mantenerlas; y solo el 10% aconseja vender los títulos de Repsol.

La última firma en unirse al rally de Repsol ha sido Kepler. La firma explica que ha incorporado a Repsol en su lista de mejores valores de la Península Ibérica y precisan que, a la hora de actualizar su valoración, han tenido en cuenta unos precios del crudo en 65 dólares y un tipo de cambio euro/dólar de 1,20.

"Repsol sigue ofreciendo métricas de valoración atractivas, cotizando a uno de los niveles más atractivos del sector en cuanto a rentabilidad por dividendo y free cash flow. En nuestra opinión, las sólidas perspectivas de crecimiento y los perfiles estables en generación de flujo de caja de los negocios actuales no justifica tal descuento en múltiplos", señalan estos expertos.

SANCIONADO POR COMPETENCIA

A pesar de la buena evolución que está registrando Repsol, hay que destacar que las últimas sesiones se ha visto afectado por la caída de los precios del crudo. El petróleo cotiza con caídas debido a una posible guerra comercial entre países. Pero es que además, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha comenzado un expediente sancionador contra Repsol Comercial de Productos Petrolíferos por un posible incumplimiento de los compromisos adquiridos en el marco de la compra de Petrocat.

Según la CNMC, existen indicios de que Repsol habría incumplido los compromisos de la Sección C y de la Sección E, recogidos en la Resolución del Consejo de la CNMC de 3 de abril de 2014, cuando adquirió el control exclusivo de esta compañía.

Los compromisos de la Sección C establecían una obligación de aprovisionamiento mínimo por parte de Repsol de producto (gasolinas y gasóleos) procedente de terceros operadores para la actividad de distribución de combustibles a través de las estaciones de servicio gestionadas por Petrocat en régimen de venta en firme y para la actividad de ventas directas.

EN CONTRA DEL IMPUESTO AL DIÉSEL

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha manifestado que una penalización añadida al diésel lo que lograría sería aumentar las emisiones de CO2 a la atmósfera, provocando de manera colateral daños al sector de fabricación de automóviles en España, que ha recordado que es el segundo fabricante europeo de automóviles.

Imaz ha afirmado que aquí todos están haciendo esfuerzos y ha recordado que las emisiones de CO2 de los vehículos actuales de gasolina son un 24% menores que hace 20 años y las de los diésel un 25,2%, con lo cual se han rebajado las emisiones por cada kilómetro recorrido.

Ha añadido que un impuesto al diésel lo que haría es que hubiera más consumidores que dejen de comprar ese tipo de coches y adquirieran de gasolina, lo que no redundaría en una reducción de las emisiones de CO2.

Noticias relacionadas

contador