Repsol arremete contra los analistas: "Algunos decían que el petróleo se iba a quedar en precios bajos"

El consejero delegado de la petrolera asegura que les gusta que el precio suba por una fuerte demanda

  • "Queremos precios estables que seamos capaces de cubrir con nuestra oferta"
| |
Marta Gracia
Bolsamania | 12 may, 2018 06:00 - Actualizado: 11:38
ep josu jon imaz
Josu Jon ImazEUROPA PRESS

Repsol

16,995

09:28 20/09/18
-0,03%
-0,01

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, ha arremetido contra los analistas que decían que el precio del petróleo se iba a quedar bajo. En 2014, el barril de Brent, de referencia en Europa, comenzó a bajar pero fue en 2015, cuando Irán y EEUU firmaron el acuerdo, cuando bajó con fuerza hasta los 38,01 dólares de media.

En 2016, el Brent continuó con su descenso. De hecho, en enero tocó los 26,01 dólares. Desde ese momento, el crudo comenzó a subir hasta los actuales 77 dólares. “Hace 4 años, el precio se hundió y había analistas que decían que el precio del petróleo se iba a quedar bajo durante mucho tiempo”, explicaba el consejero delegado de Repsol en la junta general de accionistas que celebró la compañía este viernes.

Sin embargo, recordaba que el presidente de la petrolera, Antonio Brufau, pronosticó que la falta de inversión “entre los años 2014 y 2017 se iba a notar en los próximos años en una falta de suministro que iba a llevar de una forma natural el precio de crudo a fundamentales mayores 60, 65 o 70 dólares”. Un hecho que parece que ha sucedido,porque incluso ahora está por encima de esos niveles.

Desde esos 26,01 dólares de enero, el precio de Brent ha cuadruplicado su valor. Las tensiones entre países son las que mueven el precio del crudo. Esta semana, la tensión entre EEUU e Irán ha hecho que se dispare el petróleo. “Que esté subiendo por motivos de tensión geopolítica no es bueno, porque no es sano”, comentaba Imaz.

De hecho, explicaba que lo que les gusta en Repsol es que el mercado crezca por fundamentales, “con una fuerte demanda y que seamos capaces de suministrarla”. De esta manera, el consejero delegado insistía en que “estas disrupciones no son buenas y pueden tener efecto en las cuentas en el corto plazo”. No obstante, Imaz matizaba que Repsol mira al futuro: “No somos una empresa para mañana o para el mes que viene, sino que pensamos en la próxima década”.

"Me encantaría que la tensión geopolítica se rebajase, estos precios tan altos no son buenos para las empresas productoras"

Pero también incidía en que en el excesivo tensionamiento puede haber puntos que no son buenos desde la demanda e incluso en el largo plazo en negocios como es el Downstream. "Me encantaría que la tensión geopolítica se rebajase, estos precios tan altos no son buenos para las empresas productoras, queremos precios estables y razonables que seamos capaces de cubrir con nuestra oferta”, señalaba el consejero delegado.

LA DECISIÓN DE TRUMP

El pasado martes, el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció su retirada del acuerdo nuclear con Irán. Trump informó que impondrá nuevas sanciones a Irán en un periodo de 90 a 180 días. En su opinión, las promesas de Teherán en el acuerdo firmado en 2015 fueron "mentira", y aseguró que, si se mantiene el acuerdo, pronto habrá una carrera armamentista nuclear en Oriente Medio.

En estos momentos, Irán es el tercer mayor productor de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y su producción de crudo representa en torno al 4% de los inventarios mundiales. Las palabras de Trump han tenido impacto también en China. El gigante asiático es el mayor comprador de petróleo de Irán y el crudo de Shanghái registra su mayor alza desde su lanzamiento en marzo de este año, con un repunte del 4% hasta los 73,40 dólares el barril.

Los analistas de Goldman Sachs apuntan que las sanciones que planea imponer Estados Unidos a Irán tendrá probablemente "un alto nivel de efectividad". Se espera que el impacto negativo sobre la producción de crudo iraní sea de entre 200.000 y 300.000 barriles menos diarios. La tensión geopolítica en Irán, junto a la actual crisis de Venezuela (otro de los grandes productores de petróleo), hacen al banco estadounidense reconocer que "está en riesgo nuestra previsión de precios para el Brent, que era de 82,50 dólares el barril para este verano".

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, señalaba este viernes que el conflicto entre EEUU e Irán "no es muy positivo". En su intervención en la Junta General de Accionistas de la petrolera, Brufau explicó que el petróleo debe evolucionar en función de "las reglas de mercado y no de situaciones geopolíticas". Así, ha consideró que la tendencia al alza en los precios del petróleo iniciada a finales del año pasado, después de que las reglas de oferta y demanda se hayan estabilizado, "se va a mantener en 2018", aunque lejos de los niveles alcanzados hace cuatro o cinco años de "100 y pico dólares" el barril.

En cuanto a la evolución al alza del precio del crudo de los últimos meses, destacó que se ha producido porque "la economía ha funcionado mejor y las reglas de la oferta y la demanda se han estabilizado" y se están reduciendo los stocks.

Y Brufau aseguró también que el gas natural y el petróleo seguirán siendo una parte "muy importante" del 'mix' en la transición energética, ya que "no son sustituibles, sino que son complementarios con otros tipo de energía".

GKFX Te regala el libro sobre Técnicas de Trading de 162 páginas

Principales brokers

Brokers Regulación Spread EUR/USD Depósito mínimo  
Cyprus Securities ... 0.023 10 Ver perfil
The Financial Cond... 3 200 Ver perfil
Cyprus Securities ... 200 Ver perfil