ep presidentbanc sabadell josep oliu 20171017111702
El presidente de Sabadell, Josep Oliu.BANCO SABADELL

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, dejó este miércoles abierta la puerta a una fusión con Bankia. En un encuentro con los medios previo a la junta de accionistas de este jueves, el máximo responsable del banco catalán se refirió a la información publicada por 'Bolsamanía' el lunes según la cual Sabadell y Bankia negociaron su fusión el año pasado pero la descartaron por la caída de ambos en bolsa. Oliu aseguró que "no hay ninguna operación encima de la mesa", pero admitió que "todas las cosas que están debajo de la mesa pueden volver a estar encima de la mesa, nunca se sabe".

  • 0,33€
  • 4,72%
  • 1,06€
  • 3,93%

'Bolsamanía' publicaba este lunes que Banco Sabadell (que contrató como asesor a Citi) y Bankia negociaron su fusión durante el año pasado pero la descartaron por las caídas en bolsa de ambas entidades, lo que impedía que el Estado vendiera previamente un paquete en bolsa para no tener un peso excesivo en la entidad fusionada. Esta web también adelantaba que ambas entidades no descartan volver a analizar la operación en el futuro, algo que reconoció el presidente de Sabadell este miércoles.

Oliu reconoció además que, después de las caídas sufridas en bolsa, Sabadell se ha convertido en un posible objetivo de compra: "Puede ser una oportunidad para otros al estar tan subvalorado, alguien puede ver que el banco vale mucho más de lo que cotiza. Somos una oportunidad por si alguien lo quisiera comprar".

Ahora bien, también recordó que "los otros bancos de la UE no es que estén muy caros, nosotros cotizamos a 0,5 veces el valor en libros y en Francia BNP está igual y Société Générale a 0,35. En Alemania están a 0,3. Tenemos un problema general. ¿Por qué nadie compra Deutsche Bank?".

Estas bajas valoraciones se explican por la falta de apetencia de los inversores por el sector bancario. Algo que se debe, a su juicio, al aplazamiento de las expectativas de subidas de tipos hasta 2021 ó 2022, a los problemas de limpieza de balances heredados de la crisis en otros países (en España este proceso ha concluido) y a los problemas regulatorios por la ausencia de "unas reglas claras sobre cuál es el capital deseable en los bancos ni cómo se mide".

UN FUSIÓN CON TODO EL SENTIDO

La operación entre Sabadell y Bankia tendría lógica. Por un lado, necesitan buscar sinergias ante el prolongado escenario de tipos de interés negativos y el escaso crecimiento del crédito. Por otro, Sabadell por fin conseguiría ponerse a la altura de los grandes al duplicar su tamaño (tiene 222.000 millones de activo y Bankia, 205.000).

Por la parte de Bankia, el Estado tendría más fácil recuperar una mayor parte de las ayudas al tratarse de una entidad más grande. Y ya se sabe que al BCE le gusta el tamaño. Por último, sería una operación muy bien vista políticamente al unir entidades de Madrid y Barcelona.

Noticias relacionadas

contador