1579510532 foto telefonos2

El Gobierno ha cambiado de un plumazo la estrategia de los operadores de telecomunicaciones en los últimos meses. Todas las compañías asumían que el mercado viraba hacia el ‘low cost’, hacia el segmento de precios más barato. Y, algunas, como MásMóvil, centraban ahí su estrategia. Sin embargo, la prohibición de la portabilidad cambia las reglas.

  • 17,63€
  • -2,06%
  • 4,06€
  • -3,88%

Este martes, en su Real Decreto de medidas económicas para paliar los efectos del coronavirus, el Gobierno de Sánchez determinó que quedan suspendidas “todas las operaciones de portabilidad de numeración fija y móvil que no estén en curso, excepto en casos excepcionales de fuerza mayor”. De esta forma, nadie se queda unos días sin teléfono y, tampoco, se harán instalaciones en domicilios.

QUIÉN GANABA CLIENTES

Los últimos datos de 2019, señalaban a MásMóvil como la gran vencedora de esta pelea. En el conjunto del año se llevó cerca de 682.000 usuarios. También triunfó el operador rumano Digi, con un saldo de portabililades positivo de 235.000 usuarios.

En cambio, las tres grandes perdían: Orange (-385.000), Telefónica (-292.000) y Vodafone (-164.000), en el conjunto del pasado año.

Ahora las circunstancias obligan. Nadie podrá robar clientes en los próximos meses. Y es, beneficia a las grandes, en teoría, que además han intensificado en los últimos días su política de dar más capacidad a sus usuarios bien para hacer frente al trabajo en la cuarentena o para ocio.

Y firmas de análisis ya señalan lo que puede pasar. Este miércoles, Barclays recortó su precio objetivo de Telefónica hasta los 7,20 euros desde los 8,30 euros anteriores. Eso sí, le otorga un potencial de subida del 70%.

Noticias relacionadas

contador