ep archivo   sede de grifols en barcelona
Sede de Grifols en BarcelonaDavid Zorrakino - Europa Press - Archivo

El mercado ha recibido con optimismo los resultados de Grifols. Sus títulos han subido con fuerza en el Ibex este miércoles (un 3,37%) después de haber presentado, a cierre del mercado este martes, las cuentas del primer trimestre del año, sorteando además el último ataque del fondo Gotham Citi Research. Y es que la compañía ha vuelto al beneficio al ganar 21 millones de euros. Así valoran los analistas las cifras de Grifols.

  • 9,940€
  • 0,55%
  • 6,995€
  • 2,72%

Por ejemplo, desde Renta 4 apuntan que en los resultados de Grifols ven "más luces que sombras". "Ha presentado unos resultados trimestrales positivos, continuistas con la mejora operativa registrada en trimestres anteriores", remarcan los expertos de esta firma, que destacan que las cifras muestran un "crecimiento sano de la cifra de ingresos, especialmente en la división de Biopharma, y una significativa mejora interanual de los márgenes".

Adicionalmente, destacan, la compañía "ha manifestado que prevé una aceleración del crecimiento a medida que avance el ejercicio, así como continuidad en la mejora de márgenes proveniente del mayor volumen, y menor precio del plasma recuperado".

Sin embargo, también ven cosas malas, como por ejemplo el flujo de caja, que "ha sido especialmente negativo durante el trimestre, principalmente por la evolución del fondo de maniobra, y provocando el aumento del ratio de apalancamiento".

Aunque es cierto, dicen estos analistas, que Grifols espera revertir esta situación en los próximos trimestres, ya que augura que los flujos de caja "aumenten considerablemente a pesar de las relevantes inversiones", y que baje "significativamente" el monto de la deuda tras destinar a ello los fondos provenientes de la venta una la participación del 20% en SRAAS.

"En general, consideramos que la evolución de los resultados es positiva, así como las perspectivas del negocio, y creemos servirán para seguir aumentando la confianza en el valor". No obstante, comentan desde Renta 4, "habrá que ver si la aceleración de los ingresos y mejoras de márgenes que espera la compañía se producen, requisito para que la compañía pueda cumplir sus ambiciosas guías para el conjunto del ejercicio (ingresos >7%, EBITDA >1.800 millones de euros, DFN/EBITDA ≥4,5x)". La firma se encuentra en medio de una revisión de sus estimaciones sobre Grifols.

En Bankinter, sin embargo, se muestran pesimistas. "Nuestra valoración es negativa", dado que los resultados "son inferiores a lo esperado, el cash flow libre es negativo (la compañía espera revertirlo a lo largo del año) y la deuda sigue aumentando", comentan los estrategas del banco naranja en su informe diario.

Como dicen, "la ratio de endeudamiento (7,9x EBITDA) nos parece excesiva". Además, remarcan que "las expectativas están puestas en la próxima desinversión de un 20% de Shanghai RAAS (Grifols retendrá un 6%) por 1.600 millones de euros, lo que unido a la reciente emisión de un bono por 1.000 millones posibilitará afrontar los próximos vencimientos de deuda".

Bankinter reitera su recomendación de 'vender' Grifols, y mantiene el precio objetivo en revisión.

Desde Sabadell comentan, sobre los resultados, que "dejaron una evolución operativa por debajo de lo esperado (EBITDA 310 millones de euros frente a 328 millones estimados por Sabadell y 377 millones esperados por consenso) por unos márgenes más débiles (19,1% vs 20,2% Sabadell y 23% consenso)".

Además, señalan que la deuda financiera neta aumentó un +4% hasta los 9.811 millones de euros y el endeudamiento repuntó hasta el 6,8x DFN/EBITDA "principalmente por la peor evolución del circulante. Y recuerdan que aunque mantiene su guidance para el EBITDA ajustado superior a 1.800 millones de euros (frente a 1.827 millones que espera el consenso y 1.816 que estima Sabadell), Grifols "actualiza su objetivo a un endeudamiento de 4,5x DFN/EBITDA (vs 4,0x anterior)".

Los expertos de Sabadell comentan también el último ataque de Gotham, y remarcan que la compañía "ya dio explicaciones sobre estas transacciones (en gran medida basadas en su sistema de 'cash pooling')", destacando que en la investigación realizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y en la auditoría de sus cuentas "no se encontraron errores materiales".

Con todo, en Sabadell valoran "positivamente" los recientes cambios a nivel de gobierno corporativo (incluyendo un mayor control sobre operaciones vinculadas) y siguen pensando que "la clave para el valor está ahora en la generación de caja en 2024-26, en el cierre de la venta del 20% de SRAAS, y en la estrategia de cara a la refinanciación de su bono garantizado de aproximadamente 900 millones de euros con vencimiento 2025, del que estimamos podría repagar unos 550 millones con la venta de SRAAS", concluyen.

EL COMPROMISO DE ABIA

Por último, en Berenberg apuntan que los resultados están "en línea" con lo estimado por el consenso, aunque señalan que lo que ven más importante es la tranquilidad que el nuevo CEO de Grifols, Nacho Abia, transmitió en la conferencia telefónica posterior con analistas. "El mercado quería ver una profesionalidad tranquila por parte del nuevo consejero delegado, y esto es exactamente lo que, en nuestra opinión, se demostró", dicen los analistas de la firma alemana.

"Después de solo seis semanas en el cargo, este no iba a ser el momento para grandes pronunciamientos por parte de un nuevo CEO, pero los repetidos compromisos asumidos para mejorar el flujo de caja libre deberían sentar bien a los inversores", comenta Berenberg.

Creen estos expertos que esta es "claramente" la prioridad número uno para 2024. Y aunque Abia se negó a basarse en la indicación previa de la empresa de entre 2.000 y 2.500 millones de euros en FCF durante el período 2025-2027, en la firma germana siguen pensando que esto es "altamente alcanzable dado el evidente compromiso de la empresa con mejorar el FCF".

"Creemos que estos resultados supondrán un bendito alivio para los accionistas de Grifols que han pasado por unos días tórridos en los últimos meses", comentan estos expertos. Sin ir más lejos, se refieren al ataque de Gotham, al que el mercado "hizo caso omiso", y esperan que las acciones de la compañía "reaccionen bien a estos resultados/conferencia telefónica", como precisamente está ocurriendo.

Opinan que Grifols "parece estar en camino de cumplir con sus objetivos para 2024, el nuevo CEO rezuma calma en su primera conferencia, la compañía está en camino de abordar sus vencimientos de deuda a corto plazo, el apalancamiento debería volver a tener una tendencia a la baja después de un pequeño traspiés en el primer trimestre de 2024, los mercados de productos plasmáticos parecen gozar de buena salud y Grifols está bien posicionado para aprovechar las inversiones recientes", concluyen.

Noticias relacionadas

contador